me lo dices o me lo cuentas

Que las revistas se pone pesadas y no quieres publicar los artículos que favorecen a tus medicamentos

Que no encuentras suficientes expertos “fantasmas” que autoricen los papeles que tú has fabricado

Que lo antiguos de los revisores no admiten tus modernas y manipuladas graficas

Que a tus médicos no les basta con que les invites a cenar y te piden evidencias.

Aunque hipotéticos (en España imposibles) estos casos te pueden suceder a ti,

Si a ti

pero no te preocupes para eso están algunas editoriales médicas.  Te hacen una revista que parezca seria y científica, le ponen un pomposo nombre como Australasian Journal of Bone and Joint Medicine (fíjate que bien y lejano suena lo de Australasian) y en ella puedes publicar lo que te dé la gana.

¿Para qué perder tiempo haciendo estudios como Dios manda? ¿ Porque gastar tanto dinero en intermediarios?  ¿ Para que tanta tontería de peer review, ética, estadística, evidencia)

¡Haz tu revista! tenemos de muchas especialidades. Eso sí, procura que nadie se entere y  que no te pillen como a MSD y a Elsevier

adenda Phrammacritique blog francés dedicado a lo que su nombre indica, curiosamente alojado en la edición francesa del periódico gratuito 20 minutos, explica con claridad y para los que no dominen el inglés la noticia publicada por the Scientist hace unos días.

12/05/2009 ELSERVIER pide disculpas, es justo reconocerlo y reseñarlo

About these ads

5 thoughts on “me lo dices o me lo cuentas

  1. Asombroso…

    O no.

    Lo cierto es que los “consumidores de revistas médicas” tenemos que andar con mil ojos. Sin caer en la paranoia, pero desde luego cualquier esfuerzo por desarrollar el espíritu crítico, no ya ante un artículo sino ante la revista que lo publica, es poco.

    Muchas gracias por la información.

    Un saludo.

  2. Fernando Rigo dijo:

    ¿Qué revista no se deja influenciar por las grandes fortunas?.
    Antes de incorporar a nuestra práctica clínica recomendaciones o resultados de estudios, aparentemente relevantes, hay que pasarlos por un tamiz todavía más fino, sino podemos estar haciendole la cama a más de uno. Como uno de los miles de ejemplos: es curioso que los estudios epidemiológicos de hipertensión más citados, están todos subvencionados por la industria farmacéutica. Por eso me parecen muy adecuadas estas reflexiones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s