Etiquetado: Web 2.0

Donde está el dinero- where the money isint

Publicado en la revista AMF-Actualización en Medicina de familia hace 10 años por Rafael Bravo Toledo Centro de Salud Sector III. Getafe,Madrid

“Robo bancos porque es donde está el dinero”…

Se cuenta que el famoso atracador Willie Sutton respondió con esta frase a un periodista cuándo le pregunto por qué robaba bancos. Hasta tal punto se hizo celebre la frase que fué adoptada, entre otras disciplinas, por la Medicina como la ley de Sutton para transmitir la idea de que antes de ir más lejos, se debe buscar lo obvio.

WillieSuttonSi de igual modo se le preguntara a los médicos por qué utilizan preferentemente Google cuando buscan información en Internet, la contestación sería parecida: “porque es donde encontramos la información”. A pesar de contar con herramientas de búsqueda más sofisticadas, como PubMed y otras bases de datos, los médicos, al igual que los pacientes, optamos por la simplicidad y la rapidez que este buscador general nos ofrece cuando se trata de encontrar información en Internet. Así se constata en un reciente editorial del BMJ donde un bibliotecario canadiense recoge la práctica, la intuición y opiniones de relevantes bloggers y, a la vez, husmea por las estadísticas de prestigiosas páginas web dedicadas a la medicina como la de la propia revista BMJ.

Un hallazgo similar relata Robert Steinbrook, en un artículo del New England Journal of Medicine, cuando entrevista al editor de HighWire Press, donde descubría que más de las tres cuartas partes de las visitas que reciben las revistas de esta editorial provenían de motores de búsqueda, con Google en una posición destacada. Otra importante tesis de este artículo, es que no solo los motores de búsqueda son importantes como nuevas herramientas de búsqueda, también están transformando la forma que utilizamos la literatura médica, aunque continuamos leyendo los números impresos de las revistas y hojeando los números en línea, estamos utilizando los enlaces, de motores de búsqueda como Google o de otros documentos, para llegar directamente a los artículos que deseamos.

Gracias a Internet y más concretamente a los motores de búsqueda y a los enlaces hipertextuales, la unidad de comunicación e información científica ha pasado de la decimonónica revista, al artículo, y más que a este, a una versión electrónica accesible del artículo en forma de texto completo o, incluso, como resumen o reseña periodística. Por exponer una idea similar el que suscribe fue calificado de “simple” por un gurú español de la documentación en una reciente reunión sobre publicaciones médicas. A pesar de las objeciones y miedos de especialistas que ven su futuro en peligro por una herramienta tan  popular, parece claro que incluso para búsquedas en que la sistematización es más necesaria Google y su versión académica Google Scholar son herramientas que hay que utilizar, bien como complemento o como instrumento principal.

También los pacientes

Incluso antes que los propios profesionales, los pacientes están utilizando Internet para buscar información sanitaria. Al mismo tiempo existe una preocupación, a veces excesiva, entre médicos y gestores, sobre cómo los pacientes utilizan esta herramienta y sobre la calidad de la información médica en Internet  Un nuevo estudio sobre el tema además de encuestar a los pacientes sobre sus hábitos “buscadores”, aporta la originalidad de preguntar a los pacientes como valoran la calidad de la información y de preguntar a los médicos su opinión sobre los hábitos de sus pacientes cuando usan Internet.

Las principales conclusiones del estudio son: que los pacientes utilizan los motores de búsqueda generales en una gran proporción; en los temas de búsqueda predomina aquellos sobre enfermedades concretas seguido de información sobre medicamentos, nutrición y ejercicio físico; se fían de la información de Internet, aunque suelen verificarla por otros medios y tienen su propios criterios para evaluar la calidad o veracidad de la información, que no necesariamente coinciden con los que proliferan en las evaluaciones de expertos y, por último, cuando se pregunta a sus médicos estos tienden a infravalorar tanto el acceso a Internet como su utilización para buscar información medica por parte de su pacientes

Los pacientes obvian los sellos de calidad y buscan información directamente, pero se ha comprobado, como se señala en un artículo publicado en Pediatrics que los pacientes tienen más confianza en una página Web si su médico se la recomienda o la realiza directamente.

Sin olvidar la historia clínica electrónica

Si estamos hablando de nuevas tecnologías, es casi obligatorio decir algo de la historia clínica electrónica, si bien la mayor parte de la literatura sobre el tema sigue arrinconada en los “espacios expertos”. A pesar de todo, poco a poco, van saliendo artículos en publicaciones más generales que alejándose del enfoque triunfalista y acrítico inicial muestran que también en este campo se puede y se debe investigar. Es curioso comprobar que una vez más se hubiera olvidado la ley de Sutton y que no se considere la historia clínica electrónica como lo que es, una nueva tecnología susceptible de ser evaluada y sufrir un análisis de costes, e incluso, si llegara el caso, fuera reconsiderada su implantación generalizada. Algo está cambiando y como ejemplo artículos recientes que, con todos sus problemas metodológicos,  nos enseñan que la implantación de un programa de HCI, puede fracasar sino se cuenta con los usuarios; que todavía no hay estudios que muestren que la informatización produce cambios en variables finales importantes, como la mortalidad en una unidad de cuidados intensivos pediátricos; o la inutilidad de un sistema de transmisión electrónica de información basado en Web, entre servicios de urgencias y atención primaria).

Con un papanatismo admirable los profesionales, gestores y políticos, especialmente en nuestro país, hemos sido deslumbrados por la nuevas tecnologías; es hora pues de reflexionar y llevar la autocrítica, la imaginación y la valentía a los lugares donde está el dinero.

Almazuela 2.0: historia de una mesa

Cuando hace ya bastantes meses mis amigos de la samfyc me propusieron coordinar una mesa sobre la web 2.0 para su vigésimo congreso y yo acepte no era muy consciente del compromiso que adquiría,  de lo complicado  y a la vez sencillo que podría ser organizarla. Por razones lógicas que no vienen al caso la mesa redonda debería ser distinta. Por el tema que trataba era obligado alejarse de lo que es una  mesa convencional y típica de un congreso, es decir no se podía hablar-al menos eso creo- de salud 2.0 en un entorno 1.0 por mucho que los asistentes fueran neófitos en esta materia. Por otro lado los recursos eran limitados y se desarrollaba  simultáneamente a un congreso europeo con un apartado dedicado al 2.0 y con el que también nos habíamos comprometido a colaborar.

Todos estos problemas tenían como contrapartida el gran apoyo de Antonio Manteca del comité organizador, tener cierto tiempo de margen en la preparación del evento, y un poco de imaginación.

El reto era el siguiente: deberíamos  iniciar a los presentes en lo que era la web 2.0 y su aplicación en sanidad sin caer en el didacticismo. No era de recibo – cuando ya es objeto incluso de coleccionables de los periódicos- explicar solo los conceptos básicos y aplicaciones  2.0 más populares.  Además teníamos que mostrar que eran herramientas fáciles de utilizar, no solo accesibles a locos de la informática o de Internet, y que podían facilitar las cosas en el trabajo diario de un centro de salud.

¿Como se hace?, sobre el papel no es complicado, se da una pequeña introducción al asunto y tras una corta descripción de cada una de las herramientas y aplicaciones se exponen experiencias reales y practicas por parte de gente que ya está trabajando con ellas. Fácil de decir pero prácticamente imposible en las circunstancias en las que no movíamos ¡ no era un congreso o jornada sobre la blogosfera o sobre la  2.0!

De pronto se nos ocurrió que la propia web nos daba la solución: la web 2.0 es colaboración, es participación, la web 2.0 es multiformato, en  la web 2.0 el protagonista es el usuario, el puede generar y modificar  los contenidos, la web 2.0 es redes sociales,  es filtrado colaborativo, es inteligencia colectiva es hacerlo divertido y es……. un largo etcétera.

Decidimos que como si fuera una  almazuela o patckwork íbamos a construir una  prenda a base de coser trozos más o menos rectangulares de otros tejidos. Nuestros amigos de la red  social no sistemática de la web 2.0 sanitaria nos  darían cada uno su retal y nosotros solo tendríamos que coserlo. El mensaje que mandamos era mas menos así:

Estimado colega

Estoy preparando mi participación sobre web 2.0 para un congreso de medicina de familia que se celebrara en Málaga. He pensado que en lugar de presentarlo a la manera tradicional era mejor hacer una recopilación de ideas y presentaciones de personas conocedoras y usuarias de las aplicaciones internet y 2.0 de las que voy a hablar.  Para ello voy aprovechar mi confianza con personas como tú (-algunos le llamarían morro ;-) pero yo pienso que es mejor apelar al espíritu colaborativo de la web 2.0)  para pediros que  me ayudéis Con ese motivo me atrevo a pedirte que si es posible me envíes tus ideas sobre un tema cualquiera relacionado con la salud 2.0. Puedes mandarme un video, un power point, un prezi, un texto, una página web, un tweet…, …lo que quieras. Siempre teniendo en cuenta que no debería ocupar más de cinco o  seis minutos – sin necesidad de llegar a ese límite-  y que refleje tu conocimiento del tema y trasmita la idea que quieres

Gracias por tu colaboración y espero que puedas ayudarme

 

Gracias a la respuesta de prácticamente todos a los que se lo  pedimos, la participación en directo vía twitter de muchos interesados y conocedores de la salud 2.0,el trabajo de recopilación  y ayuda inestimable de Noelia Caballero, la participación estelar de Francisco Cañestro, el apoyo de Antonio Manteca y de todos los asistentes a la mesa creo que nos quedo una cosa curiosa que pronto compartiremos con el resto de la comunidad sanitaria 2.0.

¡Muchas gracias!  de verdad por la colaboración

Por lo pronto, ahí va el guion  el material completo de la mesa:

    1. Introducción
    2. Internet y Centros de Salud 1.0 Francisco Cañestro (PPT)
    3. WEB 2.0. Rafael Bravo (PPT)
    4. De qué va esto de la Web 2.0 José Francisco García (swf)
    5. Cloud Computing. Noelia Caballero (video y PPT)
      1. Conexión con Rubén Roa en Argentina mediante Google chat
      2. Comunicación con los pacientes mediante correo electrónico. Antonio Ruiz (PPT)
    6. RSS. Noelia Caballero (PPT)
    7. BlogsRafael Bravo ( PPT)
      1. Un blog  es como…. Un supositorio. Vicente Baos (prezi)
      2. Un farmacéutico enredado en un blog. Carlos F. Oropesa (prezi)
      3. El blog como herramienta docente: Oportunidades y precauciones. Enrique Gavilán (texto)
    8. Twittter. Rafael Bravo (oral)
      1. Dr. Twitter. Fernando Casado (video)
      2. Muro Twitter. Muchísimos Tuiteros (SAP ppt)
    9. Redes sociales. Rafael Bravo (PPT)
      1. Valores importantes en la 2.0. Rafael Cofiño (video)
    10. La web 2.0 en experiencias concretas:
      1. Promoción low cost de una consulta privada.Marketing en la web para médicos F. Llordachs (PPT)
      2. La Web 2.0 y la Medicina Basada en la Evidencia: la unión hace la fuerza. Cristóbal Buñuel (PPT)
      3. ¿Que es una e-consulta?. Salvador Casado (video)
    11. Recapitulación y final Miguel A. Mañez y Rafael Bravo ( PPT y oral)

 

  1. Mensajes de los twiteros sobre ¿que es para ti la web 2.0?

optimismo 2.0

Trabajar con un grupo tan homogéneo y a la vez diverso como los pediatras de atención primaria es siempre un placer. Son gente animosa, optimista y entusiasta que han conseguido abrirse un hueco en situaciones difíciles y en ambientes adversos originados incluso dentro de su propio colectivo.

Desde hace tres años y con el incasable Manolo Merino, participamos en las jornadas anuales de la AEPAP con un taller sobre la web 2.0 y pediatría. Dadas las características de la especialidad, el entorno donde trabajan y la juventud de su clientela cualquier herramienta que mejore la comunicación les viene que ni pintada y la web 2.0 parece que esta diseñada especialmente para ellos.

Con toda seguridad, el éxito de estos talleres tenga que ver con estas cosas más que con la capacidad de los docentes. Los pediatras aprenden todas las novedades de la web 2.0 con autentica pasión. No les hace falta sentirse innovadores, neofrikis o discutir si existe la web 2.0 o no. Simplemente aprovechan las nuevas aplicaciones y herramientas para ampliar su formación, dar una buena asistencia a sus pacientes y mejorar el estado de salud de la población que tienen asignada.

Así que gracias a los pediatras-alumnos y este es el material que utilizamos por si a alguien le viene bien

Doctor 2.0

 Jay Parkinson uno de los participantes y principal atracción en la mesa Medicina de familia 2.0: Cómo la nueva revolución Internet se aplicará en medicina que se celebrara durante el congreso de la SEMFyC que empieza hoy, dice en su blog:

untitled5

Uno de los temas principales que tratare durante mi exposición tiene que ver con el hecho de que los médicos utilizan una herramienta con más de 3000 años en la atención sanitaria: la “vieja” consulta. Como quiera que casi el 50% de estas visitas son innecesarias, podemos proporcionar atención donde quiera que el paciente este….utilizando una nueva herramienta  llamada comunicación vía Internet.

muy interesante y por si no se puede ir…

el ataque de los knoles

No es una nueva secuela de la Guerra de las Galaxias, es el anuncio de la denominada por muchos wikipedia de Google que se acaba de lanzar al ciberespacio. Esta especie de enciclopedia online se llama Google Knol (de knowledge que significa conocimiento en inglés) y con sus artículos o knols – unidades de conocimiento- cubrirá una gran cantidad de disciplinas y campos que van desde la ciencia hasta el entretenimiento, pasado por la  historia o los manuales de productos.

Cada knol estará escrito por un usuario experto en algún tema concreto que figurara con su nombre y apellidos y que podrá revisar y modificar su texto cuando quira y configurarlo con varios tipos de licencias de autoría.

Por el momento sólo está en inglés, aunque Google espera lanzar la versión en español muy pronto. No sabemos si es casualidad, pero el primer articulo destacado corresponde a un knol de información medica y una buena mayoría de los primeros knols publicado estan relacionados con enfermedades y escritos por médicos. Parece, como se señala en el blog clinical cases, que Google knol podría convertirse en gran tratado universal de medicina.