36 Congreso SEMFyC. Mesa Revista AMF

AUDITORIO  ARAO Jueves, 9 de junio 17.30 – 19.30

Hashtag Twitter (para participar en el debate) = semfycdbt21

congresMesa Revista AMF: Toda la vida se ha hecho así

Moderador e introducción
Rafael Bravo Toledo
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. CS Linneo, Madrid.

Ponentes y contenido
1. Medicina con engaños ¿y con nuestra complicidad?
José Miguel Mulet
Químico. Profesor titular de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia. Investigador en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP)

2. Consultas de cristal ¿están a salvo nuestros datos?
Marta Peirano
Periodista especializada en cultura, ciencia y tecnología. Jefa de Cultura en el diario.es

Resumen
La mesa de AMF de este XXXVI Congreso de la semFYC, una vez más, se renueva para abordar dos cuestiones muy actuales pero diferentes en sus orígenes cronológicos.
Por un lado, las mal llamadas medicinas alternativas que anclan sus raíces en el pasado más mediato. A pesar de los avances de la ciencia y de la medicina, no hemos conseguido dejarlas en el olvido que su acientificismo merece. Con cierto estupor, vemos que colegas, sociedades científicas similares a la nuestra, universidades, e incluso la Administración, caen en la tentación de incluir estos temas en sus congresos o planes de formación continuada. Es hora, por tanto, de saber y debatir sobre el tema, y qué mejor que tomar como punto de inicio un repaso documentado y ameno por parte de un buen divulgador científico.

Por otro lado, un problema que arranca en el presente pero con una proyección futura todavía por imaginar: Internet, la web 2.0, redes sociales, smartphones, wearables y otras tecnologías son herramientas de indudable utilidad pero a la vez con una cara peligrosa debido a la cantidad de datos personales que generan. La poca importancia que damos a la cantidad y variedad de los datos que generamos es crucial para entender por qué esta información se puede volver en nuestra contra, especialmente en un campo tan sensible como es el relacionado con la salud. Hace tiempo que no somos dueños de nuestros datos, pero lo peor es que alguien sí lo es, y ¡nosotros no lo sabemos!

 

Un Comentario

  1. Enric Gracia

    Creo que desmerecer las terapias alternativas con el mero argumento de su acientificismo es simplificar demasiado y más teniendo en cuenta que el valor de un elevado número de los actuales estudios “científicos” está ámpliamente cuestionado por multitud de factores (ver http://gestionclinicavarela.blogspot.com.es/2016/06/la-falibilidad-de-los-cientificos.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+AvancesEnGestinClnica+(Avances+en+gesti%C3%B3n+cl%C3%ADnica)). En cuanto a la capacidad de dañar quizás la medicina alopática lleva actualmente la delantera (ver: http://www.nogracias.eu/2016/06/04/entrevista-al-dr-juan-gervas-en-informativos-net-los-pobres-mueren-por-falta-de-medicina-los-ricos-por-su-exceso/).
    Por otro lado y dejando aparte las cuestiones relacionadas con las emergencias médicas y el incuestionable valor de la medicina occidental para tratar patologias, sabemos que cada persona es un mundo y que en cuanto a la sanación no solo intervienen los elemantos relacionados con la farmacologia sino que las emociones, creencias y valores juegan un papel muy importante. Ya sea efecto placebo o terapéutico, si funciona para esa persona en concreto creo que es perfectamente aceptable y respetable.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s