En la muerte de Sackett (2)

jornadasImportancia de la documentación e información científica en la toma de decisiones clínicas

Ponencia en las VI Jornadas de Documentación e Información en Ciencias de la Salud

Rafael Bravo Toledo. Madrid 16 de Noviembre de 1995

Buenos días

Quisiera en primer lugar agradecer a los organizadores de estas jornadas el haberme invitado a dirigirme a ustedes en la ponencia sobre la importancia de la información y documentación en la toma de decisiones clínicas.  Supongo que mi condición de “rara avis”, medico asistencial por un lado y algo conocedor de la documentación e información médica por el otro, ha sido lo que ha incitado a mis amigas bibliotecarias, a invitarme como ponente en estas jornadas.

En su actividad clínica el medico practico se aproxima a lo problemas siguiendo básicamente dos tipos de estrategias(1): una denominada de “reconocimiento del modelo”, mediante el cual compara instantáneamente la información adquirida con un modelo, en este caso el paciente y su problema se ajusta o corresponde con una descripción aprendida previamente (o modelo de la enfermedad).

Otra o estrategia hipotético-deductiva en la cual el medico responde a los indicios, creando una o más hipótesis que pondrá a prueba con una investigación clínica (historia ,exploración y pruebas complementarias) que confirme o refute sus hipótesis, una vez seleccionada la hipótesis que cree acertada adopta una decisión de tratamiento o de otro tipo de acuerdo con ella.

En cualquiera de las dos aproximaciones, o en otras técnicas de tomas de decisiones más complejas basadas en métodos probabilísticos como los algoritmos o los arboles de decisión, los médicos utilizan información que procede principalmente de dos fuentes:

Una primera o información que se origina en los datos obtenidos de los pacientes (a través de la anamnesis clínica, examen físico y, pruebas complementarias). Un segundo tipo de fuente relacionado con el saber o conocimiento medico acumulado durante años. Consta por un lado de la información adquirida durante su formación universitaria y posterior, complementada con la obtenida de la experiencia clínica. Por otro lado de lo que podríamos llamar “información externa” que es aquella que, formando parte del saber o conocimiento general de la disciplina, no está  en ese momento dentro de la formación particular o “interna”. El medico accede a esta información externa cuando lo considera necesario.

….continua aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s