Un tal Gavilán

Un reciente programa de la cadena de TV “La sexta” dedicado a la sobre-medicación ha levantado una polvareda muy reveladora del paisanaje que puebla el colectivo sanitario.

Desde un punto de vista individual no me importa demasiado la polémica creada, el problema es que dificulta la posibilidad de que se inicie un debate sobre los problemas éticos que supone la relación entre la industria farmacéutica y los médicos. Muchos médicos asistenciales necesitamos este debate, que de una vez por todas nuestros dirigentes y líderes cojan el toro por los cuernos, den soluciones reales y hablen en público lo que tantas veces comentan en privado.

medica

No soy especialmente aficionado a este tipo de programas, de hecho es la primera vez que lo veía completo, y tampoco me gustó mucho el dedicado a este tema. Como expuso en twitter Esther Samper @Shora:  La sobre-medicación es un tema muy complejo y con muchas causas e implicados detrás. En los tiempos que dicta la TV es imposible contar todo. Por eso los que conocen más del tema se les queda corto, mientras los que no sabían nada se sorprenden y se quedan con parte de la canción.

Sin embargo estoy profundamente molesto con (algunas) reacciones posteriores de la parte más rancia de la profesión y de algunos “plumillas” al servicio de la castiza Big Pharma o Farmaindustria.1mala-farma

Intentar ocultar realidades como los manejos, pasados y presentes de (parte de) la industria farmacéutica tratando de influenciar con malas artes a los médicos prescriptores o corrompiendo la evidencia, es tan inútil, como provinciano alardear de ello. Son hechos internacional, jurídica y científicamente reconocidos y probados desde hace tiempo. No hace falta retorcer ninguna estadística para ver con claridad que en general y en España en particular, hay una epidemia de sobre-medicación de la que no somos ajenos médicos, industria y administración sanitaria. No hablemos del fenómeno del sobre-diagnostico que incluso va a ser objeto de un próximo congreso.

Sin embargo la medicina cañí, se rasga las vestiduras cuando escucha en la tele como un médico de cabecera, con mayor o menor fortuna, lo expone de forma sincera y valiente. Hasta aquí bien, se puede esperar, “Quod natura non dat, Salmantica non praestat” y que uno sea médico, incluso bueno, no garantiza ningún valor adicional .

Lo que no es tolerable es el insulto y la descalificación. Desde editoriales escritos por los Sinchis del periodismo sanitario, hasta declaraciones de médicos (al parecer) serios, pasando por asociaciones de ¿pacientes? se han dedicado a descalificar a uno de los protagonistas del programa, el médico de familia Enrique Gavilán. Las invectivas han venido de todas partes y por todos los medios, hasta el punto de que parece que el único culpable del problema fuera él.

Desacreditar, o intentarlo, a Enrique Gavilán no es sino otra maniobra más de los verdaderos culpables, a la que se unen alegremente espontáneos representantes de los más ignorante, casposo y anticuado del “cuerpo médico”.

No estoy de acuerdo con todo lo que dijo Gavilán, hemos tenidos nuestras discrepancias, constatables en la web, también me entristece que la denuncia contra las farmas en nuestro país este liderada por radicales con un sesgo ideológico manifiesto. Me enfada que la Administración Sanitaria salga de rositas de un problema del cual es el principal protagonista y la única vía de solución. Sin embargo no puedo permanecer callado ante los ataques hacia un hombre de bien, buena persona y mejor profesional,  porque además en lo sustancial opino como él y creo que tiene razón.

Aunque no sé si se lo puedo llamar con entera propiedad, quiero decir que hoy más que nunca estoy orgulloso de ser amigo de Enrique Gavilán

Anuncios

  1. arosadox

    Yo no puedo decir que seamos amigos, desgraciadamente, porque nos hemos visto poco y solo nos hemos relacionado a nivel profesional. Pero compartí con él, Cecilia, Rafa y Carlos uno de los proyectos que más me han ilusionado en los últimos años, Iniciativa por una Prescripción Prudente y ME SIENTO MUY ORGULLOSA de haberlo hecho, de haberlo conocido y de saber que está ahí si necesito algo…
    Gracias, Enrique!

    Me gusta

  2. Javier G

    Muy buena entrada.
    LLama mucho la atención que el tema de la administración no fuera tocado como actor principal.
    Mi más sincero reconocimiento al valor que tuvo Gavilan, pudo estar más o menos acertado, pero dijó lo que pensaba y no se ciño a cliches, que parece que es lo único que se quiere trasmitir. Tal vez porque lo que se busque es perpetuar el “status quo”.

    Me gusta

  3. olga

    E Gavilan fue muy valiente, honesto y sincero, se puede decir mas alto pero no mas claro. Comprendo que para una profesion como la medicina sea duro reconocer las palabras de Gavilan, pero si queremos mejorar las cosas, y si de verdad nos importan los pacientes, ya es hora de llamar a cada cosa por su nombre y dejar de marear la perdiz con medias tintas. Por cierto, el problema es mucho mas complejo que lo que se pudo observar en el programa, pero es un primer paso para empezar a cambiar. Gracias Enrique y por cierto estoy muy muy muy orgullosa de ser su amiga y de su presencia en Salvame.

    Me gusta

  4. Pingback: Un tal Gavilán | Almogrote Para la Salud
  5. JuanM Parras

    Coincido con Rafa. Yo también discrepo con Enrique en alguna de sus opiniones (él sabe que no coincido en sus opiniones sobre el TDAH, y se lo remití en privado en cierta ocasión, ya que mi hijo mayor tiene Déficit de Atención y ciertas opiniones expresadas en poco tiempo y “generalizando” puede generar dudas en ciertos pacientes o familiares; acepto que no todos los TDAH deban medicalizarse, ya que otras medidas en el ámbito familiar y escolar deben hacerse antes y mantenerse siempre, pero también hay casos en que el tto farmacológico puede ser correcto y necesari), pero sí coincido con él en lo importante. Del tiempo que compartí trabajando con él puedo decir que quiere y defiende la Medicina de Familia como nadie, que dice lo que cree (y esto es de gran valor) y que estoy seguro que todo ésto lo hace por el bien de sus pacientes.
    Yo también estoy orgulloso de considerarme amigo de Enrique Gavilán.
    Un abrazp

    Me gusta

  6. José Luis Quintana

    Si hablas de invención de enfermedades y sobremedicación y no ofendes a nadie, es que no has dicho nada, por muy fino que seas.
    Es un asunto que, para contar todas sus esquinas, necesitas una cadena de televisión para ti solo. Era un programa claramente de denuncia y, por lo tanto se focalizó, sobre aspectos turbios.
    No gusta que nos recuerden que nuestro contacto con la industria fácilmente nos contamina. Es posible que al ver nuestra imagen reflejada en el espejo, no nos complazca pero…
    A mí no me ofendió en absoluto y me parece que alguien tiene que poner encima de la mesa cosas que, guste o no, están pasando.
    Tampoco me molesta que los denunciantes tengan sesgo ideológico. Desconozco se Laporte o Gavilán son de derechas o de izquierdas. La verdad es la verdad, la cuente quien la cuente.
    Yo tampoco le daría más bola a Redacción Médica… es lo que es.
    Tambien creo que laas administraciones -de todo signo político- salieron demasiado bien tratadas.
    Un abrazo para el tal Gavilán y otro para tí

    Me gusta

  7. Juan Montero

    Vi el programa de casualidad y, a pesar de los cortes (al parecer, se habló mucho más de lo que visionamos, pero el periodismo es así, un poco cortar y pegar), me pareció muy interesante. Hay que tener valor para decir las bárbaras, terribles, amorosas crueldades en este país.
    Pero eché de menos la presencia de algún especialista hospitalario. Daría lo que fuera por un cardiólogo, o un gine, o un reuma ahí, ante la palestra, diciendo lo que piensa. No sé si fue a propósito o, simplemente, ninguno se atrevió. Y es que me cuesta creer que no haya algún compañero de hospital con algún tipo de escrúpulos hacia el tema. No puede ser ¿o sí?
    Porque vaya, sinceramente pienso que los médicos de familia somos monjas de la caridad comparados con lo que hay en un hospital.

    Me gusta

  8. Cristina

    Lo primero, vaya por delante, olé a los dos , a Enrique y a tí . Y a renglón seguido un abrazo entre colegas, yo soy médico y ejerzo mi profesión en la bella Suecia. Coincido contigo en que no comparto al 100% las opiniones de Enrique, pero esta diversidad de opiniones es lo que nos hace avanzar a la raza humana , y como humanos todos tenemos derecho a equivocarnos, incluídos nosotros los médicos, y por ello reivindico y reivindicaré nuestro derecho al error .
    Como tú bien dices Enrique tuvo el valor de exponer su opinión sobre una realidad que se “ignora” deliberadamente, quizá no empleó los términos más apropiados , teniendo en cuenta que el linchamiento sufrido ha sido llevado a cabo por lo más casposo de nuestra bendita España y con la peor educación posible (en toda la amplitud de su significado) , salvo muy honrosas excepciones.
    Cuando leí en la red las “críticas” y el trto propinado a Enrique se me vino el alma a los pies, y no pude más que enviarle un mensaje de ánimo.
    Un abrazo a ambos

    Me gusta

  9. Shora

    Yo también quiero agradecer a Enrique su valentía y sinceridad. Reconocer esas prácticas y cambiar para no volver a cometerlas no es nada fácil. Aunque yo tampoco estoy de acuerdo en todo lo que se dijo (sobre el tema del TDAH), su participación me pareció muy necesaria. Mis ánimos desde aquí.

    Me gusta

  10. fguzon

    Mira que hemos discutido Enrique y yo por mail a propósito de la industria, los PA, y los genéricos. Pero ante editoriales hijoputescos, estoy comenzando a pensar que soy yo el equivocado. Un abrazo que él sabe.

    Me gusta

  11. Pierre Arcelin (@2pi_rr)

    No tengo la suerte de la mayoría de conocer a Enrique Gavilán pero estoy orgulloso de que un Médico, Médico de Familia, haya sido capaz de exponer la realidad de la relación con la industria farmacéutica y de exponerse por ello.
    Como habéis comentado (y como manifesté a Évole por tuiter, sin respuesta) se han tocado sólo algunas de las aristas del tema, algunos se han ido de rositas y otros (administración) han salido demasiado bien parados. Este debate es profundo, complejo y con muchos actores con diferentes grados de responsabilidad e implicación. Para ser justos, teniendo en cuenta lo que es la televisión y que debes resumir todo en un tiempo determinado, echamos en falta esa variedad de actores (especializada hospitalaria, farmacias, administración –formación médica/autorización y financiación pública de fármacos/objetivos de farmacia ligados a objetivos personales,…–, organismos públicos evaluadores de fármacos,…).
    A pesar de las críticas desmesuradas e ignorantes (lo fácil y rápido en este país), cada uno sabe lo que ha hecho y lo que no, tenemos capacidad de autocrítica y un elevado grado de responsabilidad; prueba de ello son todas las iniciativas en distintos lugares de España, redes sociales,… para hacer las cosas mejor. ¿Qué otras profesiones son capaces de asumir tan rápidamente sus errores, plantear cambios y soluciones, ponerlas en práctica sin esperar que los otros actores asuman su parte? Creo que somos los más capacitados/preparados/motivados para evolucionar con más rapidez que nuestro entorno y por ello tenemos que mantener nuestra autoestima y seguir este camino iniciado. ¡Yes, we can! como diría aquél.

    Me gusta

  12. Anna Cusó Rubio

    Es conocido de todo el Mundo, que el colectivo de Médicos tiene costumbre de taparse entre ellos. Otra explicación no le puedo dar sino al hecho que todo y no estar de acuerdo sobre lo dicho por el acerca del Tdah, sigan aplaudiéndole. Si el motivo es la amistad aún lo entiendo menos, pues creo que a un amigo hay que tenerle la suficiente confianza como para decirle que se ha equivocado. Los Familiares y afectados de Tdah, tan sólo estamos solicitando que rectifique sus palabras. A Uds. les puede parecer que estamos atosigando al Dr Gavilan, por una postura de enfado pero eso no es así, se trata de algo mucho más grave. Son muchos años de lucha en la difusión del Tdah, muchos esfuerzos empleados en hacer comprender a los Profesores y Maestros que nuestros Hijos necesitan una Atención Especial, muchas lágrimas derramadas para que la Sociedad tome conciencia de que su Hiperactividad no es una voluntad de ellos. Sinceramente pienso, que si Uds. se consideran sus amigos deberían hacerle recapacitar. Gracias

    Me gusta

  13. Cecilia Calvo

    Mi apoyo a Enrique. Lo único que puedo decir de él es que es un profesional honesto.
    Gracias, Rafa, por decir lo que pensamos muchos.

    Me gusta

  14. abel novoa

    Estupenda entrada y merecida defensa del pensamiento crítico y divergente de Gavilán con el que estoy completamente de acuerdo en forma y fondo (sin peros). Por contra, siento profundamente Rafa, que vuelvas a insultar en público a NoGracias. Ya lo hiciste en la lista de MedFam donde nos acusaste de estar a favor del gobierno (en ese momento PSOE) por apoyar la reforma que primaba la prescripción por principio activo y los precios de referencia. No estábamos a favor del PSOE sino de su iniciativa. Yo te recordé que tu prejuicio sería equivalente al que incurriría yo si proclamara que Rafa Bravo está a favor de la industria porque coincide con ella en su oposición a esa iniciativa legislativa. Ahora nos insultas en tu blog llamándonos “radicales y con un sesgo ideológico manifiesto” y lamentando que estemos liderando el asunto desde hace años (unos cinco). No tengo ni idea de dónde te viene la inquina. Espero tener la oportunidad de hablarlo y que me lo expliques. NoGracias es una plataforma ciudadana independiente, fundada por Carlos Ponte, Juan Gérvas y Joan Ramón Laporte, con el valioso apoyo, en su momento, de FADSP, desde la que intentamos ofrecer noticias, opiniones y propuestas para clarificar este embarrado tema. Paralelamente a NoGracias hemos abierto un blog llamado “Decrecimiento y Posmedicina: Decrecer en Sanidad para crecer en Salud” en el que planteamos alternativas al actual modelo hipermedicalizado y medicamentalizado de sistema sanitario. Es evidente que no utilizas la palabra radical en su acepción de “reformador” sino con un tufillo parecido al que utilizó la delegada del gobierno en Madrid cuando intentó descalificar la Plataforma Antidesahucios afirmando que tenían contactos con el mundo del independentismo radical vasco. La palabra sesgo también es peyorativa entre médicos, y más hablando de estos temas, porque hace referencia a iniciativas deliberadas destinadas a retorcer la realidad para que parezca una cosa que no es, es decir, incluye un matiz de manipulación. Felicidades de nuevo por el post pero, me temo, que al criticar a NoGracias mediante juicios de intenciones, expresión que salió dos veces en el programa Salvados, por cierto, caes en algunas de las actitudes que, precisamente, criticas en la entrada hablando de los ataques que ha sufrido Enrique. Un saludo

    Me gusta

    • rafabravo

      Hola Abel,
      Ser radical y/o tener un “sesgo ideológico manifiesto” no es nada vergonzoso, ni malo per se y no entiendo por qué lo consideras un insulto.
      No Gracias–EU es un movimiento que nace a imagen y semejanza del No Free Lunch Americano. Hace 10 años hice una reseña del sitio y traduje una de sus páginas por lo que creo que puedo hablar con algún conocimiento de causa. Ambas organizaciones tiene un objetivo similar, pero mantienen una diferencia sustancial. Mientras que en Estados Unidos el principal provocador de conflicto de intereses y casi única amenaza a una toma de decisiones libre, es la industria farmacéutica, en España son dos: la industria y la administración sanitaria liderada por el gobierno de turno. Resulta frustrante ver como gente cercana, o referentes como NO Gracias no solo no critican claras medidas atentatorias a la libertad de prescripción (PPA, manejos informáticos, cataloguiños, etc), sino que incluso las apoyan. Las medidas siguen (la última en Valencia= algoritmos corporativos) y las personas e instituciones críticas con los manejos industriales, callan y no levantan su voz. Esto es lo que yo llamo sesgo manifiesto que no se relaciona con ningún partido político concreto, sino con una opción ideológica que no duda en subvertir la libertad profesional en aras de unos objetivos superiores. Tanto tu como los (padres) fundadores de No Gracias son personas valiosas a las que aprecio y respeto, lástima que no podamos encontrarnos en la “otra cara de la luna”

      Me gusta

    • abel novoa

      Gracias por publicar el comentario Rafa y la contestación. No era el momento de señalar, y menos, espero me lo concedas, peyorativamente, nuestras diferencias, asumiendo que existan en todo lo que has enumerado, sino de intentar reforzar frentes. Por supuesto que la administración genera conflictos de interés y puede llegar a amenazar la libertad de prescripción. No creo que la prescripción por principio activo sea una amenaza contra esa libertad, por más que la falta de isoapariencia es un problema grave. Por ejemplo, al respecto de los incentivos, esta es nuestra posición:

      “MEDIDA # 17: Las Consejerías de Sanidad deben reconocer el correcto desempeño profesional en relación con la prescripción y uso de medicamentos y otros productos y tecnologías sanitarias[1].

      [1] La mayoría de las CCAA tienen sistemas de incentivos económicos a determinados perfiles prescriptores (11 de las 17). La evaluación del desempeño profesional en relación con la prescripción requiere de indicadores sofisticados (indicadores de prevalencia, de adecuación o de resultados en salud) más difíciles de medir que los indicadores de selección (que son los que con más frecuencia se utilizan). Los incentivos económicos a un determinado perfil prescriptor medido con indicadores poco sofisticados pueden suponer un conflicto de interés para el profesional muy parecido al de recibir prebendas por parte de la industria farmacéutica (el profesional prescribe pensando en su beneficio y no en el del paciente; en bioética se denomina a este concepto actuar como un “doble agente”). Por tanto, cualquier incentivación, económica o profesional, al facultativo por parte de la organización, debe estar basada en una evaluación sofisticada del desempeño, es decir, una evaluación centrada en los beneficios que el paciente obtiene de un buen trabajo clínico; no en “lo que ahorra en medicamentos”, “el número de genéricos que receta” o “los omeprazoles que prescribe en relación con otros IBP”. Por tanto, No Gracias está en contra de un sistema de incentivación a la prescripción basado en indicadores inadecuados, por suponer un conflicto de interés contrario a la ética profesional; No Gracias está a favor de reconocer (económica y/o profesionalmente) el correcto desempeño clínico siempre y cuando éste sea evaluado de una manera integral, centrado en los resultados en los pacientes y mediante indicadores sofisticados (de prevalencia, de adecuación o de resultados en salud). (http://www.nogracias.eu/recomendaciones/a-los-profesionales/)

      Probablemente sobrevaloras la capacidad de NoGracias para entrar en todos los frentes. En cualquier caso, el laissez faire es una vieja bandera liberal del siglo XIX que ya no defienden ni los neoliberales que, como sabemos, renunciaron hace tiempo a la creencia de que el ejercicio libre de la voluntad de las personas conduce a un beneficio para, en este caso, su “sociedad”. En el documental Inside Job se describe muy bien el entramado legislativo tan complejo que necesitó y necesita el sector financiero para poder actuar “libremente” (que aquí es sinónimo de “impunemente”). Creo que, en realidad, hay también un Inside Job en la industria farmacéutica y que tanto la legislación española como las actuaciones de los gobiernos están y han estado más a favor de los intereses de la industria que de una verdadera libertad de prescripción que, en mi opinión, es y era un espejismo. Yo me quedo más con liberales como Rawls que asumía se deben dar unas condiciones mínimas para que se pueda hablar de libre voluntad de los individuos y defendía el valor superior de la justicia sobre la autonomía, en algunas ocasiones, y solo hasta equilibrar las oportunidades de elección

      Hoy por hoy, el mayor enemigo para la libertad de prescripción es la industria farmacéutica que impide ejercerla al manipular el conocimiento médico en todas sus fases (generación, difusión y aplicación) con el imprescindible apoyo de la legislación gubernamental. Pero dicho esto, y una vez hayamos alcanzado nuestros objetivos prioritarios, seguro que nos encontramos en ese lado de la luna.

      Disculpa la extensión y gracias de nuevo por la entrada y el debate que has permitido

      Me gusta

  15. pilar

    Enhorabuena por la valentía de Enrique, soy médico de familia y la realidad es la que es y debemos aceptarla y afrontarla para poder cambiarla…cada mañana varios “visitadores médicos” esperándote a que llegues a tu Centro de Salud para ofrecerte cenas, asistencia a congresos, material…disfrazado todo ello con supuesta formación. Debemos cambiar esto.

    Me gusta

  16. Juan

    Me parece perfecto que sea usted amigo de Enrique Gavilán, me parece perfecto que coincida con sus ideas y pensamientos, me parece perfecto que lo defienda. No me parece nada bien que ponga en duda a los ¿¿pacientes??. No tienen ustedes suficientes con inventar una enfermedad sino que también ponen en duda que las personas que estan afectadas lo esten?? Perdonme señor pero por ese camino no va usted a mejorar la situación. Ojala, y se lo digo de corazón, no sufra usted nunca ni sus familiares ni la mitad de lo que estamos padeciendo los familiares y afectados por ese trastorno que según ustedes es inventado. Nosotros afectados y familiares, nos ponemos en manos de especialistas que durante muchos años han estudiado este trastorno y creemos en ellos porque nos han demostrado con hechos, estudios y pruebas cientificas que el TDAH existe. Rusell Barkely, Rojas Marcos, Ramos-Quiroga, Anna Bielsa, Josep Artigas, Montse Pamias, podria seguir con una lista interminable de grandes especialistas que demuestran la existencia del trastorno. ¿Cree usted y sel Dr. Gavilán que estos especialistas mienten? El Dr. Luis Rojas Marcos prestigioso psiquiatra de Nueva York es afectado por TDAH ¿Tambien pone usted en duda que es un ¿PACIENTE???. ¿Están usted y el Dr. Gavilán (que probablemente será muy buena persona) más capacitados, preparados y estudiados que todos estos especialistas que les he nombrado, como pra asegurar con tal seguridad que el TDAH no existe? No sirve en este caso la opinión, ni el parecer, sirven las pruebas. Si ustedes no creen es cosa suya, pero si pretenden que el resto del mundo crea que el TDAH no existe,,,pruebas cientificas de ello. Y acabaremos con el tema. Muchas gracias Señor.

    Me gusta

    • rafabravo

      Se equivoca de objetivos, nosotros no somos ni queremos serlo, sus enemigos.
      Solo unas aclaración el “entreinterrogado” en la palabra pacientes no pretende poner en duda el carácter o no de verdadero paciente o enfermo, sino poner en duda el que algunas asociaciones representen lo verdaderos intereses de los pacientes y no otros hasta el punto de que se pueda dudar sin son o no, asociaciones de ¿pacientes?
      saludos

      Me gusta

      • Juan

        La Federación Española de Asociaciones de Ayuda al TDAH (FEAADAH) a la cual pertenece la asociación TDAH Vallès de la cual soy secretario, cuenta en la actualidad con 73 Asociaciones de “Afectados” por TDAH. No conozco dentro de la FEAADAH ninguna asociación de pacientes, aunque en el ámbito sanitario se les pueda denominar así y como tales sean tratados por la comunidad médica pero no existen asociaciones de pacientes de TDAH. Esta es otra demostración de que el TDAH existe. No buscamos enemigos, ya que llevamos mas de 10 años intentando visualizar este trastorno y todas las consecuencias negativas que conlleva, tanto para afectados como para familiares. Al reves buscamos amigos para que nos ayuden a poner de relieve la importancia de este trastorno. Años intentando que se nos tome en cuenta en colegios, en el entorno familiar, con los amigos, incluso en el ámbito sanitario. Probablemente el Dr. Gavilàn expresó su opinión sin pensar en las consecuencias que podría tener. Lo que no entendemos, y es a eso a lo que dedicamos nuestros esfuerzos, es como puede una persona, médico o no, aunque en el caso del ámbito sanitario es peor, expresar opiniones del tipo el TDAH no existe cuando existen estudios y pruebas científicas aprobadas por la comunidad médica mundial y millones de afectados en el mundo. Cómo médico pensamos que desconoce mucho el tema y se ha dejado llevar por comentarios sesgados o interesados en ese sentido. Somos un colectivo muy maltratado desde hace muchos años, trabajamos por mejorar día a día la vida de nuestros afectados y familiares y declaraciones de ese tipo hacen mucho daño. Creo que por parte al menos de personal del ámbito sanitario deberían medirse mucho más este tipo de declaraciones porque crean mucha confusión entre los padres de afectados y muchísimos problemas entre los afectados. Todas las opiniones son respetables, pero los hechos son los hechos y en este caso está demostrado por activa y por pasiva que el TDAH existe. ¡Ojala no hubiese existido nunca! Todos nos habríamos ahorrado sinsabores, incomprensiones, fracasos escolares ,dinero, esfuerzo y discusiones de este tipo. Aunque por desgracia el Dr. Gavilán se haya visto envuelto en este terremoto, (que solo el ha provocado), y sin poner en duda que sea una gran persona, sus declaraciones nos han hecho mucho daño y creo sinceramente que a el le está ahora cayendo una buena, pero pasará y será conocido siempre por sus declaraciones en TV, por desgracia para nosotros tras años y años de incomprensión, gracias a él tendremos trabajar el triple para que se nos tenga en cuenta. Gracias!

        Me gusta

  17. eulali

    Hola Rafa. Aprovecho tu entrada, muy acertada por cierto, para enviar mi más caluroso apoyo a Enrique .
    Creo que estaremos de acuerdo en destacar su valentía porque , no pequemos de ingenuos, gran parte de la respuesta era una respuesta anunciada.

    El modelo televisivo es lo que tiene. Es verdad que hay que ser muy cauto porque el resultado final quizás no se corresponda con el mensaje que uno ha transmitido. De hecho, tal y como Gavilán cuenta, fueron 60 minutos de rodaje y unos 15 emitidos?
    El tema es muy amplio y efectivamente todo el engranaje no estuvo representado.
    Pero cómo negar la existencia de conflictos de interes del colectivo médico, la existencia de medicalización entendida como la redefinición de cualquier sufrimiento desde la perspectiva médica atribuyendo al sistema sanitario el protagonismo casi exclusivo de abordarlos, si con fármacos mejor que mejor . Todo es matizable; así el TDA es como lo es la depresión. Pero es todo lo qué tratamos?
    El debate es necesario y eso se lo deberemos agradecer
    Saludos para Enrique y que la resaca no altere tu ánimo.

    Me gusta

  18. el trasgu

    Unos cuántos somos Gavilán. Unos cuántos firmamos las palabras de Rafa y el gesto valiente y honesto de Gavilán. Qué gustazo que haya personas como vosotros!

    Me gusta

  19. Fernando olivero

    Cuando una persona hace lo que tiene que hacer,si favorece a los monopolios, y a sus voceros, “los políticos” seguramente se ganará la publicidad y el premio que recibe el mayordomo de un rico, que como esclavo reproduce esa opresión, pero cuando una persona de ciencia como mi querido amigo ENRIQUE dice su mirada, su persepcion de la realidad, deconstruye para qué otros construyamos , eso es abolir la esclavitud, este siglo XXI viene malparido, y se construyen otras formas de opresión, esta vez en manos de los que manejan los mercados, y por ende a las personas, que quieran vivir en una burbuja, bienvenidos ls tipos como Enrique que despiertan a los que quieren dormir.
    Fernando Olivero.

    Me gusta

  20. Antonio Gallardo

    Quizás llegue tarde al debate…. Pero quiero dejar bien claro mi apoyo a Enrique Gavilán y a la libertad de opinión y de expresión. Un abrazo para Enrique y para Rafa.

    Me gusta

  21. manuel jimenez nesa

    PUES ESTOY TOTALMENTE DEACUERDO CON EL, LO K NO SE COMO NO A IDO SALIDO ANTES . ESTO NADA MAD ACABA DE EMPEZAR. YA ERA HORA DE k ALGUIEN DIJERA LA VERDAD .ESTOY CONTIGO ENRIQUE.MUCHO ANIMO

    Me gusta

  22. Amaia

    Mi total apoyo a Enrique desde Euskadi, tuvo que ser Gavilan porque no fué Paloma…hace referencia a la canción que algunos conocimos en nuestra adolescencia….esto va de amores, amor a una medicina , amor a una entrega diaria por luchar por la verdad en el trato íntegro de nuestros pacientes, partiendonos la cara con la IF, con la administración y con el Sunsuncorda si fuera necesario, porque es posible una medicina independiente y libre, libre de colegios de médicos Barcenados, libre de Políticos Barcinados y libre de tanta gente que mira intereses económicos por encima del paciente.
    Gracias por vuestros blogs (Rafa, Vicente Baos, Casado, Olalde…y me dejo muchos ), dais formación , información y ánimo para seguir en esta historia por qué no de AMOR integral al deber bien hecho.

    Me gusta

  23. makyyo

    Mi apoyo a RAFA Y ENRIQUE. A uno por su vanlentía y posicionarse y ayudarle, y a Enrique por tener las suficientes agallas de decir lo dicho. Dejemonos de remilgos, que mucho de lo que hacemos va sufragado por la ayuda de la industria. Sin la misma, no habría jornadas ni congresos a los que muchos de los “excitados” van y ahora se ponen a rasgarse las vestiduras… La virtud está en el medio y ni se tiene que llegar al taruqeo ni al extremismo talibanístico radical en su contra….

    Me gusta

  24. Kike Cimas

    Pues aunque ya se lo he dicho a él, creo que el blog de Rafa es un buen sitio donde expresar de nuevo mi solidaridad y apoyo a Enrique. Podemos discutir argumentos a favor o en contra de las cosas, pero no voy a pasar por alto que se hagan linchamientos públicos a un compañero por decir lo que él (y muchos como él) piensa…

    Me gusta

  25. olga

    Salvados es un buen programa que no puede abordar todo en 1/2 hora. Enrique y Laporte, estuvieron fantásticos y como siempre aquí, en el blog, se puede discutir, discrepar y aprender (quién quiera hacerlo), lo cuál también es estupendo, cosa que no es posible en otros lares.

    Me gusta

  26. Blanca Usoz

    Buenas noches

    Yo pensaba que iban a hablar del papel de los laboratorios produciendo fármacos para los que hay demanda aunque lo que traten no sean enfermedades. Eso es “sobremedicados” para mí. Como ocurre con la calvicie: no es una enfermedad pero hay quien quiere medicarse para evitarla, y la industria farmacéutica fabrica ese producto con las mismas garantías y consideraciones que los demás. Yo no hablaría de pacientes en esos casos, aunque el fármaco lo prescriba un médico. Esa persona no tiene ninguna enfermedad y los médicos ahí jugamos un papel de “colaboradores necesarios” para el que entiendo que debería existir algo parecido a la objeción de conciencia.

    Otra cosa distinta es tratar a un paciente real con algo que no necesita. Eso es prescribir inadecuada o imprudentemente, en mi opinión, y el responsable de que eso ocurra no es solo el médico.

    El link de “epidemia de sobremedicados” conduce a un caso de polimedicada poco acertado, en mi opinión, porque se trata de una señora con cuatro tratamientos para asma que en realidad era tos como secundarismo de IECA (yo no me lo creo) , que además tiene fibromialgia (ahí puede que sí esté la sobremedicación real) a la que se le quitan los dolores (y la fibromialgia, tal vez) al retirarle la estatina que se los producía y darle vitaminas (sobremedicación en mi opinión) y probióticos

    Mi apoyo a E. Gavilán, no entiendo que no se pueda discrepar sin calificar despectivamente a un compañero.

    Blanca Usoz

    Me gusta

  27. Anónimo

    Hasta Allen Frances, editor jefe del DSM-IV, reconoce que con dicha edición del DSM se creó una falsa epidemia de ADHD (que es como se conoce el TDAH en inglés): http://www.psychologytoday.com/blog/dsm5-in-distress/201108/dsm-5-will-further-inflate-the-add-bubble ; en castellano http://translate.google.com/translate?sl=en&tl=es&prev=_t&hl=en&ie=UTF-8&eotf=1&u=http://www.psychologytoday.com/blog/dsm5-in-distress/201108/dsm-5-will-further-inflate-the-add-bubble

    Me gusta

  28. ines

    Enrique Gabilán puso sobre la mesa una realidad que todos vivimos e la consulta,Todos vemos las listas infinitas de fármacos de determinados pacientes y nos echamos las manos cabeza, todos nos damos cuenta de los niveles cada vez más bajos de colesterol, tension, hemoglobina glicada en las guias,todos nos hemos preguntado alguna vez sobre la verdadera realidad de TDAH o fibromialgia y sobre si son variantes de la norma y no enfermedades o de si se beneficiarian más de un tto más psicosocial y no tan farmacólogico. Gracias a Enrique, eso se destapa
    Y con respecto a la relación con la industria farmaceútica a mi me alegra que se haga público, no me siento ofendida porque tengo la conciencia tranquila.
    Gracias a los dos

    Me gusta

  29. Nuria.

    Pienso igual que Enrique y todo mi apoyo para él, creo que no interesa en este mundo que nos movemos que sepamos tanto y que opinemos libremente, pero siempre hay que hacerlo bajo una perspectiva formativa muy grande como la que él tiene y años de experiencia en estos temas. Los que quieren hacer oidos sordos a estos temas les va muy bien por esta vía y cuanto menos se sepa mejor, ásí conseguiran llenar más el saco sin fín. Un abrazo Enrique y mi apoyo para todos los que se preocupan y se dedican a la ” salud de los pacientes” .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s