A Confederacy of Dunces,

La puesta en vigor del nuevo catálogo gallego de medicamentos como todas las cosas en esta vida tiene efectos secundarios, en este caso benéficos como servir para desenmascarar la inconsistencia y simplicidad de los que implantan medidas para la contención del gasto farmacéutico y de quien las aplaude.

En primer lugar hay que reconocer la elegancia de los políticos gallegos que en lugar de recurrir a subterfugios informáticos y restricciones marrulleras a la libertad de prescripción (tipo vasco, cántabro, manchego, castellanoleonés y ahora también extremeño) agarren el toro por los cuernos y asuman su tarea atrayendo hacia ellos la responsabilidad y las consecuencias benéficas (o maléficas) de estas medidas.

Que distintos de esos despreciables políticos que escudándose en los profesionales y aprovechado las herramientas informáticas, caen en la tentación totalitaria de restringir la prescripción de forma furtiva y sibilina.

También es de agradecer que la ley gallega diga textualmente:

En la medida en que la situación económica lo permita, la Xunta de Galicia reinvertirá los ahorros derivados de las medidas previstas en la presente ley en la mejora del sistema sanitario público, especialmente en la atención primaria.

aunque tiene aspecto de bridis a sol al menos no se lo gastan en hospitales como el anuncio del ministerio

Reconocida esta elegancia también hay que contemplar su ingenuidad y falta de visión. El ministerio, como no podía ser de otra forma ha recurrido la ley gallega y además tiene todas las de ganar. Es de sentido común, no se puede estar reclamando criterios de equidad e igualdad de las prestaciones sanitarias en todo el territorio nacional y luego permitir diferentes políticas de medicamentos (que son una prestación sanitaria) según una u otra comunidad autónoma, estas no tienen capacidad para legislar sobre una materia que no es de su competencia. O se hace en todas o no se hace en ningún sitio.

el cuento de la lechera. fuente: Faro de Vigo.es

De forma colateral, el catalogo de medicamentos que ha publicado el servizo galego de saúde  nos ha traído otras dos sorpresas:

la primera es que muestra de forma gráfica que los medicamentos genéricos tienen diferentes precios,  y algunos por tanto algunos no serán financiados. Este hecho pone de manifiesto las contradicciones de la políticas de genéricos realizadas en los ultimos años y que por fin los gestores se atreven a hablar de directamente de gasto si subterfugios, ni coartadas genéricas. Pero eso sí, hay que ser muy pardillo para igualar en la percepción de la gente, sanidad pública con “sanidad barata” y esto es lo que hacen de forma indirecta estas medidas atolondradas.

La segunda sorpresa  es que es triste ver como profesionales reputados apoyan estas posturas calificándolas de valientes, hay que ser muy iluso para considerar estas medidas valientes y oportunas.

Aparte de que sean ilegales e injustas, son sobre todo profundamente ineficaces. Este catalogo no va a bajar el gasto farmacéutico y si no al tiempo. La solución al gasto farmacéutico es compleja pero no pasa por pagar más baratos (algunos) medicamentos, sino por conseguir que se prescriban menos medicamentos inadecuados, que la sociedad en su conjunto y los pacientes en particular se responsabilicen del gasto ocasionado,  y que el contexto en el que se prescriben los medicamentos se acerque al idóneo y no a una cadena de montaje como en la actualidad.

Cuando nuestro compañeros de guidolandia caigan de su estado, o se recuperen del autosecuestro ideológico que les obnubila el sentido crítico, se darán cuenta que la solución pasa también y sobre todo por la libertad y la dignidad de los profesionales sanitarios.

Anuncios

  1. miguel

    Supongo que si no puedes conseguir que los profesionales prescriban mejor o lo más barato, el servicio de salud tendrá que coger el toro por los cuernos. Yo no lo veo una mala medida: prescribe lo que quieras, pero te financio solo este listado.

    Además, prefiero una ley equivocada que haga que todos piensen otras posibilidades para mejorar la gestión farmaceutica, que el silencio del resto de las comunidades, con medidas de juguete y experimentos con agua del grifo 🙂

    Saludos!

    Me gusta

    • rafabravo

      Miguel; “si no puedes conseguir que los profesionales prescriban mejor o lo más barato” lo que tienes que hacer es dimitir y dejar paso a otros que sin medidas coercitivas y eficaces lo logren.

      y por cierto una ley equivocada es lo peor de lo peor, otra cosa es una decisión equivocada que aveces es preferible a la inacción.

      Me gusta

  2. Pingback: Tweets that mention Primum non nocere -- Topsy.com
  3. José Luis Quintana

    En mi modesta opinión, el núcleo del problema es la financiación de los medicamentos. Mientras el estado siga financiando medicamentos que, a la vez, recomienda no usar (por existir alternativas mejores o más baratas)estaremos perdidos. Pero amigo… hay que enfrentarse con la industria y la demagogia y eso…

    Me gusta

  4. antonio villafaina

    Estimado Rafa, Gracias por lo de reputado pardillo 😉 si, creo que la medida es valiente y no creo en la libertad de prescripción, cuando el que paga es otro, y con la gran variabilidad intermédico según el viento que corra y de la corriente que nos dejemos llevar. Como bien dices la solución al gasto farmacéutico es compleja y creo que, entre otras cosas, también pasa por aquí, es más, cualquier administración que se precie debería de no financiar lo mismo a mayor coste. En este sentido me gusta mucho el cmoentario de Grape un medico gallego en la entrada del blog (http://saludyotrascosasdecomer.blogspot.com/2011/01/ley-122010-de-racionalizacion-del-gasto.html?showComment=1294160955581#comment-c7257064187635893980). En todo caso, gracias compañero, sabes que en este tema no estoy de acuerdo contigo, pero creo sinceramente que podriamos llegar a un razonable consenso.
    Un saludo

    Me gusta

    • Juanma Parras

      Yo también lo considero “valiente”. Y apoyo la idea de no financiar lo mismo a mayor coste. Si tienen que asfaltar mi calle o hacer una carretera se hace un concurso y lo que pedimos es que a igualdad de calidad ofertada se adjudique a la de menor coste y pedimos que se controle la calidad que se ofrece. Con los medicamentos que se haga igual. Y no considero que se coarte mi libertad de prescripción.

      Me gusta

  5. Garpeto

    Soy médico de Atención Primaria y Gallego. Me parece bien la medida adoptada por mi consejería de salud. En modo alguno siento coartada mi libertad de prescripción. puedo dar cualquier principio activo que mis pacientes necesiten para su adecuado tratamiento. No es admisible pagar mas por lo mismo. Dentro del mundo de los profesionales hay de todos los colores y de todas las opimiones.Algunos llevamos tiempo reclamando medidas de financiación selectiva y por un catalogo de prestaciones farmaceuticas claro. Muchos estamos haciendo desde hace tiempo reconversión de farmacos comerciales a principios activos y a genéricos,muchísimas veces con la incomprensión de pacientes y algunos especialistas… ahora nos sentimos respaldados. Quizás esto no sea la panacea, pero creo que va a contribuir a racionalizar el gasto farmaceutico…. en fín…… otras opciones son posibles

    Me gusta

  6. Ricard

    Ojo con considerar que sólo cabe un tipo de medidas. El problema del gasto (farmaceutico y cualquier otro) es tanto de precios como de cantidades. Lo hemos tratado ampliamente en distintos textos (Al pie link a la “cata” en googlebooks de un libro al respecto).

    Aunque ciertamente en España tiene mayor relevancia las cantidades (exceso de prescripción) que los precios, no hay que descartar actuar sobre estos. No tiene sentido pagar más por productos que tienen sustitutos perfectos a menor precio.
    Y el discurso de “pues que no los aprueben o que no les aprueben ese precio” es falaz. Una cosa es que algo se pueda comercializar y que pueda hacerse a casi cualquier precio y otra que tengamos que comprarlo (financiarlo publicamente). Máxime cuando quien decide las autorizaciones y precios no los paga después.

    Prácticamente todos los planes de seguro incorporan listados de productos incluidos. El SNS lo hace para multitud de productos sanitarios (ciertas prótesis no se compran si no reajustan sus precios a sus similares). Pero para la farmacia parece ser que esto no rige. Seguramente porque hemos aceptado dotarla de un status “eucarístico”, O sea, que es la hostia. Esa anomalía la aprecia hasta un artista tan poco interesante como Damian Hirst:
    http://www.wallspace.org.uk/exhibitions/new-religion/index.html

    Y ya que Rafa señala que el que no sea capaza de hacer algo, que dimita ¿como se aplica eso a un ministerio que recurre una ley porque eso es una competencia suya…que nunca ha ejercido? (Todo lo que se aprueba para el consumo por ser seguro y no menos eficaz que lo preexistente pasa a ser automáticamente financiable por los servicios autonómicos de salud al precio que ha negociado la agencia ministerial).

    La norma gallega es muy mejorable, pero la respuesta ministerial, no por previsible deja de ser peor.
    R
    PS.
    Elementos para la gestión de la prescripción y la prestación farmacéutica:
    http://books.google.com/books?id=2o9fW3lkXeIC&printsec=frontcover&dq=inauthor:%22Ricard+Meneu%22&hl=es&ei=51IkTeCCJMKQswbGmfDNAg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCcQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false

    Me gusta

  7. manyez

    No se si es coercitiva o no, pero digamos que cada uno tiene sus funciones en este juego: unos prescriben, otros pagan. ¿Igual que la libertad de prescripción hay libertad de financiación?

    Sinceramente lo veo un buen camino, y si no se hace nada en esa linea (no digo igual), acabaremos como siempre: con medidas tímidas. Además, el Estado no lo veo haciendo leyes duras y concretas, que la vaguedad de contenidos suele ser lo habitual.

    Las leyes tambien se puede modificar. Ademas, en este caso la ley no es mala, lo que pasa es que el catalogo elegido es muy escueto, pero no es mala via. O al menos yo sigo pensando así 🙂

    Me gusta

  8. Javier Gorricho

    Hola Rafa,
    “pero no pasa por pagar más baratos (algunos) medicamentos, sino por conseguir que se prescriban menos medicamentos inadecuados”
    Creo que es más adecuado decir “no pasa sólo”, por supuesto que el nudo gordiano es no prescribir medicamentos inadecuados y prescribir los necesarios (que a veces se nos olvida) pero lo que no se puede permitir es que con el dinero de todos se pague porlo mismo mucho más. El que tiene las competencias no hace lo que debe y los que pagan van a tratar, cada uno cómo pueda/sepa, de solucionar su problema. Y con esto gastamos muchas energías y tiempo en lugar de centrarnos en el dichoso nudo.

    Me gusta

  9. rafabravo

    ¡ojo! yo no digo que esta ley ataque a la libertad de prescripción es más, al contrario de otras medidas en este caso en cierto modo la respeta y asume la responsabilidad de no financiar por parte del financiador y no se la traspasa al profesional
    No es lo mismo financiar un medicamento desde el principio porque no se considere oportuno, eficaz, eficiente, conveniente lo que sea (verbigracia anticonceptivos, antitabaco ,etc) o como el caso de las prótesis que refiere Ricard y otra cosa es dejar de financiar un medicamento cuando aparece su genérico.
    Np soy fan del ministerio peo en ese caso tienen razón, que diríamos si fuera al contrario y una comunidad autónoma hiciera pagar por ejemplo a los pensionistas, ¿no exigiríamos que actuara el ministerio?, no estamos reclamando que se cumpla ley antitabaco, pues bien hay un mandato claro de que esto es competencia del ministerio.
    Por ultimo no soy gallego pero desde hace muchos años pienso y actúo conforme a lo que creo es el uso racional del medicamento, la experiencia me ha demostrado que este aspecto los políticos tiene poco que enseñarnos.
    Los mismos que nos obligaban a utilizar tamiflu hace un año, son ahora los adalides del ahorro farmacéutico
    ¿que casualidad?
    pues por mi parte “va ser que no” el apoyar a esta gente

    Me gusta

  10. Luis

    Galicia es la comunidad autónoma en la que el gasto farmacéutico por usuario es más elevado, la de menor tasa de prescripción de genéricos, la última que incorporó farmacéuticos de AP que trabajasen en la promoción del URM (tiene unos 80 y se dedican casi en su totalidad a tareas administrativas relacionadas con el visado de recetas), en la que los médicos de AP sólo hace unos pocos años que tienen incentivos ligados a la calidad de prescripción (el resto de España desde hace más de 15) y en la que en la atención especializada no hay ninguna estrategia encaminada a la buena prescripción. Tampoco tiene implementada en su receta electrónica la prescripción por principio activo (forma legal de conseguir lo que pretende la ley, pero en la que es el médico quien decide y no a quien le imponen), como sí tiene, por ejemplo, Andalucía. Es decir, mientras otras CCAA se han puesto las pilas en fomentar entre sus médicos medidas encaminadas a fomentar el URM entre sus profesionales médicos (como dice Meneu, empleando estrategias combinadas: entrevistas individualizadas, análisis de perfiles de prescripción, sesiones en los centros, guías de recomendaciones, boletines, etc.) en Galicia se han dormido en los laureles. Y claro, ahora viene “el rechinar de dientes” y toca cortar por lo sano. Porque las otras medidas son a medio/largo plazo y ya no llegan a tiempo…
    Estoy de acuerdo con Rafa Bravo en que es valiente el haberlo puesto por escrito en lugar de hacerlo “de tapadillo” como en otras CCAA. Pero no nos equivoquemos, la valentía viene dada porque en Galicia gobierna quien gobierna y el Gobierno de España es de los contrarios, porque no hay elecciones en mayo y porque es una manera de poner en evidencia al Ministerio, cada día más incompetente e inútil, que no ejerce sus competencias (ellos son los que deberían abordar de una vez por todas la financiación selectiva) y que va a tener que asumir la mala imágen de tener que impugnar una ley dirgida a recortar el gasto farmacéutico.
    Porque si sólo emplean esta medida reguladora de la oferta, pero no actúan sobre la demanda, se les puede dar la vuelta a la tortilla: ¿y si los médicos poco comprometidos con el sistema público (que deben de ser muchos en el Sergas, a juzgar por su baja tasa de prescripción de genéricos y su elevado gasto) en lugar de “pasar por el aro” de tener que prescribir atorvastatina EFG en lugar de la marca xxxx deciden mayoritariamente pasarse a la rosuvastatina??? que por supuesto es mejor y más potente… Recordemos que el fenómeno de desplazamiento de la prescripción hacia medicamentos nuevos es algo que ya se viene produciendo a consecuencia de las políticas de promoción de genéricos.
    Y todo esto sin contar con el follón que se va a montar con el sistema de distribución de medicamentos, que va a tener que cambiar toda su dinámica de gestión en Galicia con el fin de poder abastecer al Sergas. ¿Qué pasará si el omeprazol más barato y seleccionado para el catálogo es del laboratorio XXXX cuya produción no alcanza para proveer a una comunidad autónoma de 2,6 millones de habitantes?

    Me gusta

  11. Vicente Baos

    Interesante debate. Gracias a Rafa por citar mi texto de Agosto. Financiación clara y valiente en el ámbito estatal (desde el Ministerio)

    Me gusta

  12. FernandoG

    Tormenta de ideas:
    -Esto se va a la mierda.. Hay que hacer algo..
    -El gasto farmaceútico siempre ha ido creciendo de forma desemesurada, por encima del IPC. En los últimos años algo más contenido
    – Cada vez se han recetado más genéricos.. sin embargo el gasto sigue creciendo… ¿Tendrán algo que ver las novedades financiadas, que aportan muchas veces solo máyor precio, y que prescritas en especializada en pocos años generan una prescripción inducida en primaria?
    – Los primeros genéricos podían tener diferencias absurdas, incluso ser más barata una marca del mismo principio activo..
    – Ahora en general los genéricos de los principios activos más prescritos valen todos lo mismo.. centimo arriba, dos céntimos abajo.. Sin embargo vemos marcas que no conoce ni su madre, y que si pueden la farmaia dispensa en función de los descuentos, aunque al sistema le cueste lo mismo.. O cambie en cada prescripción la paroxetina..el lorazepam, produciendo confusión al paciente, que por cierto a veces nota que no le sienta igual que la otra.
    – Resulta que estoy cansado de oir que a ” mi me enseñaron” en la facultad los médicamentos por su principio, si bién en la primera sustitutción puso Capoten, y ahora somos de toda la vida del Captopril que vale lo mismo que el Capoten, o el Voltarén y el diclofenaco. Y digo que no queremos saber de marcas, y ahora con esto de Galicia resulta que tenemos que saber de apellidos..
    Absurdo, e ineficaz.
    – ¿Existe tanto delito en que elija un Stada, un Mylan, que Ratiopham, que cuesta lo mismo e incluso sea el más barato, en vez de pasar del apellido para que en la farmacia le den un dia el Qualigen, un Pharmagenus, un Combis, un Korhispana, un Almus, un Lareq, un Aphar.. que existen hoy pero pasado mañána nó… Pues en mi comunidad no puedo hacer esto. O mejor dichó, sí puedo, pero con tres clicks en vez de con uno.. y la vez siguiente que viene a por la receta la enfermera lo cambia al innominado.. y con ello genera confusión constante en la enfermera, en el paciente. En el farmaceútico no. Esto siempre le permite dispensar lo más barato, pero desde luego con lo que más gana, aunque cobre por ello lo mismo del sistema de salud.
    – Hace diéz años hubiésemos puesto el grito en el cielo si el Insalud nos hubiese dicho lo que debemos recetar, e incluso nos hubiese programado en el ordenador el cambio de una marca a un EFG sin previo aviso. Los C.O.M hubiesen puesto el grito en el cielo.
    Ahora nos preocupamos, ya es hora, de la sostenibilidad del sistema.. pero también hay muchos que se preocupan más del Indice sintético. Nunca les veo en estos foros hablando de la sostenibilidad, pero si estan como locos a programar en el ordenador un Clopidrogel en vez del Plavix que le ha puesto el cardiólogo, sin explicar al paciente porque lo hace, y sin exigir a la gerencia que sea ella la que exija la prescripción por principio activo al especialista del hospital. Unos Sintético, otros viajes a congreso..
    – Damos 100 dias, a Galicia para ver su ahorro.. Seguro que Rafa va a estar al tanto…
    No se lo creen ni ellos.

    Me gusta

  13. Fidel Codex

    Están muy bien todas las medidas que potencien un uso racional de los medicamentos e incrementen la eficiencia en el gasto, pero hay que tomar también otras medidas que llevan mucho retraso. Una de ellas, elaborar un Plan de atención a pacientes crónicos.
    Las previsiones sobre el gasto sanitario es que el déficit de financiación pueda llegar de los 15.000 millones actuales a los 50.000 en el año 2020, y atender pacientes crónicos en hospitales de agudos, aunque solo sea en la urgencia, es una ineficiencia absoluta.
    Ver:

    http://pemechesjuspi.blogspot.com/2011/01/el-reto-delos-pacientes-cronicos.html

    Me gusta

  14. Pingback: Boletín 7 de Febrero « e-PANORAMIX del Área III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s