Galicia canibal

Una de las cosas buenas de las autonomías es que puedes criticar (o aplaudir) a los políticos sin que algún baboso residente en Mallorca te acuse de ser de una ideología u otra. Como hay de todo en todos lados y curiosamente hacen las mismas cosas, pues un trabajo que te ahorran. Curiosamente los “liberales” del PP están resultado ser más intervencionistas que sus contrarios de recia tradición. En Madrid y con la excusa, o el objetivo que no se sabe muy bien, del área única están regulando en los centros de salud hasta la hora de ir al váter que sera vigilada por ex coordinadores transmutados en estrictas gobernantas.
Pero hay más sorpresas, en Galicia se apuntan, con algo de originalidad eso sí, a la epidemia de tentación totalitaria farmacéutica que recorre nuestros lares y cuya principal consecuencia es el recorte de libertad de prescripción de los médicos de atención primaria.
Lo hacen con un tan curioso, como ilegal catalogo propio de medicamentos y para más modernidad los pactan con los sindicatos.
¿Que tendrán que ver los sindicatos con este tema?
Pues más bien poco, a no ser que se quiera para simular un inapropiado consenso o sumar adhesiones inquebrantables tipo colegio de médicos de Vizcaya u Osatzen.
Por si acaso hubiera alguna duda, basta con leer las declaraciones de los sindicalistas: “Con el nuevo catálogo no se merma la libertad de prescripción del facultativo porque podrá seguir recetando lo que considere oportuno entre las marcas que consten en el nuevo nomenclátor. En lugar de la mítica Aspirina de la famosa Bayer recetaré otra marca con el mismo principio activo: ácido acetilsalicílico, por ejemplo”, explica Andión.

Eso si no desmerecen en la escala del horror por obvias a las de la consejera: Apostamos por “los mejores medicamentos al mejor precio”, defendía ayer la conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, desde Ourense.

A las que desde Madrid responden: “Si sale adelante lo impugnaremos”, advierte el Ministerio. Solo País Vasco y Castilla-La Mancha aplicaron iniciativas para incentivar la prescripción de genéricos pero no “se atrevieron”(- el entrecomillado es mio) a alcanzar rango de ley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s