lo que la verdad (sobre la HCE) esconde I

Gracias al blog del gerente demediado leí hace un tiempo un articulo titulado Relationship Between Use of Electronic Health Record Features and Health Care Quality: Results of a Statewide Survey y publicado en la revista Medical Care donde se describen los resultados de comparar una encuesta nacional  e indicadores de calidad para explorar la relación entre el uso de historia clínica electrónica (HCE) y la calidad de la atención prestada.

Los resultados mostraron que no hubo asociación estadísticamente significativa entre el uso de la HCE y el desempeño medido a través de indicadores de calidad, cuando se tomaba el uso de la HCE como una variable dicotómica (es decir se usa, o no se usa HCE). Sin embargo, hubo una asociación significativa entre el uso de muchas, pero no todas, de las funciones específicas de la HCE y las puntuaciones de algunos de los indicadores de calidad medidos en una base de datos de indicadores de calidad Healthcare Effectiveness Data and Information Set (HEDIS).Por ejemplo, hubo una asociación importante entre el uso de lista de problemas, anotaciones en cada consulta y el documentar el resultado de las radiografías con indicadores de calidad relativos a la salud de la mujer, el cribado del cáncer de colon, y prevención del cáncer en general.

Según los autores los resultados sugieren que, para maximizar la calidad de atención sanitaria, desarrolladores e implementadores de la HCE deben centrarse en aumentar la adopción de sistemas de HCE sólidos y aumentar el uso de características prácticas únicas y no simplemente en el objetivo de implementar un HCE, independientemente de su funcionalidad.

Va en consonancia y se complementa con los resultados de otros estudios como el publicado el año pasado en la revista JAMIA titulado The Relationship between Electronic Health Record Use and Quality of Care over Time donde se mostraba que el uso continuado de la historia clínica electrónica (HCE)  no se traduce necesariamente en una mejor calidad de la atención. Tras  analizar datos de la misma  encuesta estatal que el artículo anterior sobre adopción y uso de la HCE entre los médicos y datos de indicadores del nivel de calidad de la atención,  se vio que no hubo diferencia en la calidad  entre los médicos usuarios y no usuarios de HCE  y no se encontró ninguna relación entre la duración en el uso de la  HCE  y los indicadores clínicos.

Anuncios

  1. Drbonis

    Hombre, a base de desagregar variables y estudiarlas una a una existe un 5% de probabilidades de encontrar alguna variable que muestre lo que tú quieres oir.

    Si el uso de la historia clínica electrónica como variable no demuestra nada, siempre podemos hacer un análisis posterior y partirla en miles de trocitos diferentes a ver si suena alguna flauta… a lo mejor descubrimos que tener un acceso directo al OMI-AP en el escritorio de Windows se asocia con una hemoglobina glicosilada más baja en los pacientes.

    Me gusta

  2. Rosa Dulanto

    Lo curioso es que la base de datos que permitió ambos estudios, la “Healthcare Effectiveness Data and Information Set (HEDIS) quality measures for primary care providers”, a día de hoy sería muy difícil de obtener en nuestros sistemas sanitarios, sean de la comunidad que sean, sin la informatización de la HC. Por cierto, esta última no tiene solo como objetivo la calidad asistencial, aunque eso nos interese menos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s