cara a cara

Hace ya varios- muchos- años me pareció una idea  extravagante, pero a la vez genial de Juan Gérvas la costumbre de dar a sus pacientes un panfleto donde exponía su currículo y una explicación sucinta de lo que podía ofrecerles en su consulta, incluso creo recordar, pero no estoy seguro, que incluía una foto con su impagable pajarita (el gran González Posada me consiguió uno, pero lo perdí).
Era una iniciativa extraña en una época donde la figura del médico se pretendía diluir en honor al ser supremo Equipo de Atención Primaria (así, con mayúsculas mal puestas) y donde incluso los médicos de familia preferían una especie de semianonimato ante sus propios pacientes. Recuerdo también que mi propuesta de hacernos tarjetas de visita profesionales tuvo más impedimentos entre los mismos médicos que en la gerencia, que incluso nos las pago. Viene esto a colación de un artículo publicado en la revista de diseño web Smashing Magazine donde se expone que:

en cualquier empresa donde la gente  que trabaja en ella son tan importantes como la propia empresa, es probable- y deseable- (el acotado es mio) encontrar en su página web una ampliación de las páginas “sobre nosotros” – about- que incluye información sobre cada empleado. Estas páginas llamadas “Conoce al equipo” –meet the team- son páginas habituales entre los diseñadores de web y otras empresas creativas, pero también se encuentran en los sitios de otras muchas compañías. Estas páginas son una valiosa adición a cualquier sitio donde el contacto humano es una parte importante de la industria. Añade un toque personal a la empresa y puede prestar confianza a los visitantes.

Hay repente caras detrás de los nombres, y se convierte en una empresa “real” para el visitante, en lugar de otro sitio web. Esto crea credibilidad para muchos, lo que es importante teniendo en cuenta lo sensibilizada que esta la gente con fraudes en línea y actividades de phishing. Agregar información a un sitio web sobre los empleados clave de una empresa es una manera simple pero efectiva de hacer que se destaque la empresa en la mente de sus clientes potenciales.

Presentan un puñado de tendencias y algunos ejemplos interesantes de páginas tipo “Conoce al equipo ” y fíjate por donde nos dan ideas de cómo ganar confianza y credibilidad -lo que buscamos en información médica- sin necesidad de sellitos, ni otras zarandajas -la cantidad pasta que se están gastando ahora con lo de la confianza en línea-.
Ejemplos como este o la página de Medline Plus en español que utilizan al popular Don Francisco – quien no ha visto en Hispanoamérica el soberbio Sábado Gigante– para poner cara y credibilidad a la información para pacientes.
Tanto para las propias“empresas” sanitarias como para sus “clientes” es muy importante “ponerle cara” a las personas que atienden a los enfermos.

¿Por que cuando se hace una página de un servicio sanitario no ponemos las fotos de los que trabajan alli?.
Se puede y debe hacer incluso de forma divertida o heterodoxa. ¿Por qué no ponemos videos como este en lugar de maquetas de edificios?
La respuesta es el escaso desarrollo de internet en la sanidad pública predominante en nuestro país. Las autoridades, las que saben un poco- las otras, ni eso- se entretienen y gastan el dinero en entelequias falsas. Difícilmente podrán cara al personal sanitario cuando muchas veces nos consideran como tropas de semizombies empleados a su servicio.
También influye, y no hay que negarlo, una especie de falso pudor muy español a aparecer en público y en la red, sorprende que en mucho blogs e iniciativas privadas en Internet sea difícil, no ya encontrar la foto, sino el nombre y apellidos y una breve reseña biográfica del autor, o la forma de contactar con él.

Estamos de acuerdo que nos vendemos nada, pero el cacareado lado humano de la medicina debería empezar viéndonos las caras

Anuncios

      • Asun

        Pues….. ¿y por qué no “a ello”?; como pedírselo a los jerarcas puede ser complicado e incluso inútil, podíamos ir siguendo el ejemplo de Gérvas…
        A mi me parece una excelente idea y ganaráríamos en credibilidad.
        Hasta podíamos grapar el panfletillo a los PICS, solicitudes de informes, peticiones de pruebas complementarias…
        Mientras el establishment se lo piensa, me pongo a ello!
        Un beso, Rafa!

        Me gusta

  1. Aitor

    Verdad verdadera. Cuando empecé a trabajar con DKV para llevar a cabo su red social una de las primeras observaciones que les hice fue precisamente esta, algo tan sencillo como que el navegante pueda ver una fotografía del rostro de la persona que le está contestando le otorga a la respuesta un valor añadido de confianza y cercanía que no hay modo de lograr por muchos sellos, acreditaciones y demás de las que presuma un sitio.

    Me gusta

  2. Juan Q

    Muy buena idea. En mi centro hace ya mucho tiempo que estamos pensando en, por un lado, editar unos folletos con detalles del equipo y qué se puede obtener, y qué no, del centro de salud; y por otro elaborar un panel de fotografías en el hall con todos los miembros (médicos, enfermeros, residentes, administrativos…). Pero ya se sabe, pasa el tiempo…
    Esta entrada me da ánimos a retomar la idea.

    Me gusta

  3. alfonso quetglas

    Pero cómo vas a poner caras en la sanidad pública, si el pobre paciente cada vez que acude a revisión de su especialista es visto por uno diferente, si uno le pasa visita, otro le opera, otro le da el alta… y así se diluyen responsabilidades: nadie es responsable de lo que le han hecho al final, nadie se hace responsable, porque la sanidad pública se basa en la despersonalización, empezando por el paciente, que no es un ser humano, sino un objeto de de atención.

    Me gusta

  4. Elena G.M.

    Cuanta razón tiene alfonso guetglas. No queremos identificarnos , nos cuesta a los médicos. Yo soy medico de urgencias y hago traslados interhospitalarios. En el informe que yo firmo pongo mi nombre mis dos apellidos , mi número de colegiado y mi firma completa . Al hacer la transferencia mi compañero hace un “gurrapato” creo que se llama rúbrica . Pues en una de mis últimas transferencias le digo al compañero “por favor me dices tu nombre y apellidos?” a lo que me responde “quieres tambien mi número de teléfono?” Claro ejemplo , de que considera que estoy entrometiendome en datos íntimos que no me importan. Parece que tiene pudor en decirme su nombre y apellidos. Increíble pero cierto .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s