e-little lazaro from tormes

De aquesta una entre las causas deporque siendo el programa malo en todas las partes, y no menos malo que programas de otras villas, concejos y merindades la mayor parte dela gente calla  y solo el vocerío de aquestos valientes es escuchada, cuando dela facienda obligada se trata con ferramientas y aperos deltodo maldados.

“Agora quiero yo usar contigo de una liberalidad, y es que ambos comamos este racimo de uvas, y quehayas del tanta parte como yo. Partillo hemos desta manera:tú picaras una vez y yo otra; con tal que me prometas no tomar cada vez mas de una uva, yo haré lo mesmo hasta que lo acabemos, y desta suerte no habrá engaño.”

Hecho ansí el concierto, comenzamos; mas luego al segundo lance; el traidor mudo de propósito ycomenzó a tomar de dos en dos, considerando que yo debería hacer lo mismo. Como vi que él quebraba la postura, no me contente ir a la par con él, mas aun pasaba adelante: dos a dos, y tres a tres, y comopodía las comía. Acabado el racimo, estuvo un poco con el escobajo en la mano y meneando la cabeza dijo:

“Lázaro, engañado me has: jurare yo a Dios que has tu comido las uvas tres a tres.””No comí -dije yo-más ¿por qué sospecháis eso?”

Respondió el sagacisimo ciego:

“¿Sabes en que veo que las comiste tres a tres? En que comía yo dos a dos y callabas.” , a lo cual yo no respondí.

Reíme entre mí y, aunque muchacho, notémucho la discreta consideración del ciego.

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s