También estamos para opinar

La noticia de la semana en Pediatría basada en pruebas
… …….Pero lo cierto es que desde el 25 de febrero hay un tema que ha centrado mi atención. Un tema que ha pasado “de tapadillo” incluso en los grandes medios de comunicación. Parece que no ha llamado mucho la atención, a pesar de la seriedad y gravedad (en mi opinión) del tema.

Ese día de febrero se publicó la aprobación en el Senado de la nueva Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Entrando en detalles: aborto libre hasta la 14 semana de gestación. Después de la semana 22, no hay límite si el feto padece una enfermedad de extrema gravedad o incurable.
Soy contrario al aborto desde que tengo memoria. Mi oposición al mismo ha sido y es, además, algo independiente de cualquier credo religioso o político. Simplemente, no puedo comprenderlo. No he podido nunca y, aunque he escuchado decenas de razones a favor del mismo, la mayoría me parecen falsas y egoístas. Es cierto que cada persona tiene su propio sistema de creencias y valores. ¿Acabar con la vida de un niño en formación puede tener cabida en alguno de esos sistemas?
No puedo comprender que un país como España, que ha suscrito la Convención de Derechos del Niño, los olvide desde su mismo preámbulo:

Teniendo presente que, como se indica en la Declaración de los Derechos del Niño, “el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento

Es muy hipócrita adherirse a convenciones y declaraciones, señalar  con el dedo a países que no las han suscrito… y luego incumplir lo firmado.

Podemos consultar también la Declaración de Derechos Humanos, que a estas alturas no necesita de ninguna presentación.

Más en La noticia de la semana

————————
El B.O.E como arma de destrución masiva en El bálsamo de Fierabrás

La nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, conocida como Ley del Aborto, ha sido aprobada definitivamente el pasado día 24 de Febrero en el Senado por 132 votos a favor, 126 en contra y la abstención de un senador de CiU.
Haciéndome eco de la opinión del compañero de blogosfera de “Pediatría basada en pruebas”, quiero dejar constancia de mi opinión en contra de ampliar el aborto a las condiciones que se han aprobado en el Congreso y el Senado de la Nación, respecto de la ley que se aprobó en 1985:

En la nueva Ley destacan los siguientes puntos:
-Aborto libre dentro de las primeras catorce semanas de gestación, a petición de la embarazada.
-Podrá interrumpirse el embarazo hasta las 22 semanas si existe grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada o graves anomalías en el feto.
– Sitúa en los 16 años la mayoría de edad para decidir sobre la interrupción del embarazo.
Al menos uno de los padres o tutores legales de las chicas de 16 y 17 años deberá ser informado de su decisión de abortar, salvo cuando este hecho le produzca un conflicto grave, manifestado en el peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones o malos tratos.
-La prestación sanitaria de la interrupción voluntaria del embarazo se realizará en centros de la red sanitaria pública o vinculados a la misma.

Más en El B.O.E como arma de destrución masiva

Anuncios

  1. Asun Rosado

    Rafa, completamente de acuerdo contigo y efectivamente, muy al margen de creencias religiosas (de las que ya me quedan muy pocas).
    Considero este asunto cuestión de ética personal.
    Y además de las razones que esgrimes, lo que me parece que no es tolerable (y solo coherente en casos de violación o riesgo vital para la madre) que en 2010 haya tantas mujeres como se dijo en la presentación de la ley que no hayan podido evitar el embarazo. Me parece una falsedad total, en el ejercicio de la medicina de familia día tras día, pregunto de forma sistemática por los métodos de planificación y en caso necesario explico e insto a que los contemplen. Y esas mujeres 8algunas, una baja proporción9 han venido uno o dos meses después porque creían estar embarazadas “y no podían tenerlo”.
    No obstante, en mis 20 años de ejercicio, puedo contar con los dedos de las manos las mujeres que han querido abortar (de muchas no sabré, evidentemente).
    Concluyendo. prevención de embarazo no deseado, por favor. Están todos los medios al alcance de adolescentes,jóvenes y maduritas. Potenciemos ésto y no el aborto.
    saludos!

    Me gusta

    • LUIS LÓPEZ

      Estoy del todo de acuerdo en la gran importancia que tiene la formación e información en planificación familiar. El aborto no puede utilizarse nada más que como “mal menor” y NUNCA COMO UN MÉTODO ANTICONCEPTIVO. Pero a pesar de todo el esfuerzo que se realiza en mi CS, en este sentido, lo habitual es que se soliciten al menos 2 IVE/mes

      Me gusta

  2. DrBonis

    Digo yo que uno puede estar en contra del aborto porque “el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”.

    Pero entonces, siguiendo esa lógica, uno deberá también estar en contra del screening de trisomía (síndrome de Down) cuyo objetivo es abortar en caso de ser positivo, pues si un niño merece protección, más aún un niño con síndrome de Down.

    También debería estar en contra del aborto en caso de violación, pues si un niño merece protección, más aún un niño cuya madre ha sido violada.

    Me pregunto si los que están en contra del aborto también se oponen a la realización de pruebas de screening de síndrome de Down.

    Si no es así, entonces se está admitiendo implícitamente que hay niños nonatos cuya vida merece la pena preservar y niños nonatos cuya vida no merece la pena preservar. En cuyo caso ¿qué opinarán las personas con síndrome de Down?.

    Personalmente creo que la cuestión clave es si un embrión de 12 semanas es un “ser humano” o no. Si lo es, entonces cualquier aborto por cualquier causa será un asesinato (incluidas violaciones o síndromes de Down). Inclusive el aborto terapeútico, pues es primar el derecho a la salud de la madre frente al derecho a la salud del embrión.

    No es un tema sencillo desde luego, y las simplificaciones nos llevan a extrañas contradicciones éticas.

    Me gusta

  3. Pepe Martínez

    Que el aborto es un tema complejo desde el punto de vista ético es una obviedad incuestionable en la que sólo cabe respetar la opinión propia de cualquier ciudadano. Es un tema en el que no voy a entrar, tan solo informar de que yo elegí no ser ginecólogo.
    Creo que el tema está en si el estado ha de castigar a la mujer que aborta y si es preferible el aborto clandestino frente al aborto regulado y en condiciones sanitarias correctas. Porque, fuera de valoraciones éticas, ¿alguien cree que por penalizar el aborto va a desaparecer?
    La declaración global de principios es muy edificante, pero las situaciones concretas, la vida de cada mujer, los condicionantes de cada caso, modulan un espectro de grises que hacen que entre el blanco y el negro se ubiquen la mayoría de los ciudadanos que tienen la desgracia de sufrir el problema de un embarazo no deseado.
    Seamos pragmáticos, nos guste más o menos (no creo que a nadie le haga gracia), los poderes políticos han de legislar sobre una decisión humana que se presenta en cualquier cultura, nivel socioeconómico e incluso cualquier compromiso religioso. La diferencia es la clandestinidad o el secreto con el que se produce.
    Por último, cuando la legislación reconoce como derecho de la mujer esta decisión, creo que un médico del servicio sanitario público no puede conculcarlo. Me parecería una postura más ética (y esto sí es una apreciación puramente personal) que, en vez de declararse objetor de conciencia, cambiara de especialidad en la pública o trabajara sólo en la privada para no tener que afrontar este dilema: ¿es más ético conculcar el derecho de la mujer? o este otro, ¿qué valor moral se desprende de obligar a una mujer a ser madre de un hijo no querido?

    Me gusta

    • Carlos F. Oropesa

      1.- Por prohibir el suicidio ¿se va a dejar de suicidar la gente?. Por ilegalizar las drogas ¿va a dejar de drogarse el personal? ¿Son buenos, positivos, edificantes “per se” el suicidio y la drogadicción?
      2.- Las declaraciones de derechos son un punto de referencia ético para las sociedades. ¿Son en sí negativas? ¿Las eliminamos? ¿No es posible un marco ético de mínimos para todos? ¿Eliminamos el Derecho Natural de los currículos?
      3.- ¿Es matar a una persona un derecho? ¿Sólo de la mujer? ¿Y el padre, qué opina? ¿Está este derecho por encima del de la libre conciencia?
      4.- ¿Es el aborto la solución? ¿Estamos haciendo de la excepción, la regla? ¿cuántos abortos son Down, una amenaza para la vida de la madre o fruto de una violación?
      5.- ¿Y los Down qué opinan? ¿prefieren que los integremos o que los desintegremos?
      Yo tampoco elegí ser ginecológo. Ni siquiera elegí ser médico. Pero no me parece, como norma general, que el aborto sea una solución. Es un simple atajo al que habría que recurrir sólo en muy contadas y desgraciadas excepciones (por ejemplo, amenaza REAL para la madre). Pero en mi humilde opinión, esto no tiene nada que ver con la Ley que se acaba de aprobar. Sí, lo sé. Yo también soy contradictorio.

      Me gusta

    • Agustín Losada

      Por esa misma razón habría que legalizar los atracos. Resulta evidente que, aunque están prohibidos, se siguen produciendo robos, con grave riesgo para el atracador y las víctimas. Usted estará, por tanto, a favor de regularizarlo para evitar las situaciones injustas a las que se ven abocados los atracadores, que no dejan de ser víctimas de la sociedad.

      Me gusta

  4. Isabel Vázquez

    Hay nuchas parejas que no pueden tener hijos y quieren adoptar a niños-as.También hay Asociaciones que cuidan de las madres jóvenes que estan embarazadas y no quieren el aborto , pero sí que sus hijos tengan una familia que los cuide como ellas no pueden cuidarlos, ya sea por su juventud, por problemas económicos, etc.

    Me gusta

    • LUIS LÓPEZ

      a lo mejor tampoco estánpreaprados para tener un hijoy “abandonarlo” en adopción. DEBE SER ALGO MUY DURO ¿NO?. QUE TE MARQUE PARA EL RESTO DE TU VIDA.

      Me gusta

  5. Juan Suarez

    Sin entrar en valoraciones eticas, algunas bien reflejadas en los comentarios ya hechos, es evidente que el recurso al aborto representa un fracaso sin paliativos, fracaso personal, fracaso educativo y fracaso social. Por ello resulta obsceno que la aprobación de la nueva ley que lo regula (posiblemente necesaria) sea celebrada con algarabia por la ministra del ramo, junto a la inefable (e innecesaria) ministra de igualdad, amen de colectivos “apesebrados”. Guardese el jolgorio para la aprobación y cumplimiento de leyes mas necesarias, y que representen el sentir general de todos los ciudadanos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s