Intention to tweet

cicrcuulatioLa revista Circulation ha publicado un divertido ensayo para determinar el impacto de las redes sociales, en concreto Twitter y Facebook, en la diseminación de los artículos que publica. En el se compararon artículos de la revista que se mencionaban a través de redes sociales, frente a un grupo de artículos que no recibían estas menciones, valorándose el numero de visualizaciones en ambos grupos.

La primera sorpresa de este ensayo aleatorizado, también conocido con el jocoso nombre de “Intention to tweet” viene de sus resultados. Según la conclusión de los autores: una estrategia en medios sociales de una revista cardiovascular no aumentó el impacto de estos artículos, medido este como el número de veces que un artículo fue visto/descargado en su sede web.

¿Cómo puede ser esto?

¿No habíamos quedado  que esto de las redes sociales amplificaba el mensaje, incluso en disciplinas tan áridas como la cardiología?

Como en ocasiones anteriores el rigor de los estudios científicos vienen a echar un jarro de agua fría a los entusiastas de las nuevas tecnologías, y estos como no podía ser de otra forma reaccionan de forma diversa y documentada, aunque algo pueril.

No obstante sería más realista hace algunas consideraciones antes de rechazar las redes sociales como medio de difusión, o por el contrario negar la validez a este riguroso estudio.forges2

La primera, es considerar harto difícil evaluar con el método científico tradicional, herramientas eminentemente prácticas. Muchas veces lo que se plantea no es si algo es realmente eficaz para un determinado fin, sino más bien si esa herramienta ayuda a lograr el objetivo final. A nadie se le ocurriría realizar un ensayo sobre la utilidad de la comunicación telefónica en la práctica asistencial, porque se considera en general (excepto algunos servicios autonómicos y en países del tercer mundo) que es un elemento imprescindible para su buen funcionamiento.

La segunda  viene derivada dela novedad y de la necesidad de cambios de modelos de trabajo. De poco sirve si unos cuantos (o muchos) “early adopters” se abrazan a una nueva tecnología, si una gran parte sigue anclada en el pasado. Ademas, no solo es cuestión de cantidad, sino también de que persiste la manera tradicional de trabajar, investigar, o simplemente leer. Por mucho que se reclame, hay “tecnologías” que de momento son minoritarias, al menos en el ámbito y para el objetivo que se utilizan. Por ejemplo en el artículo sorprende que la media de visualizacionessea tan baja (500 por articulo) tanto en el grupo control como en el grupo de intervención.

forges1La tercera es comentar la disonancia cognitiva que produce en los forofos de twitter los resultados de este estudio. Reaccionan de una forma más bien tradicional y nada “dospuntocerica”, negando la mayor y encontrando defectos metodológicos que  presuntamente invalidan sus resultados. Comportamiento este bastante pueril al ser bastante discretos la mayoría de los “defectos encontrados”

Desengañémonos la redes sociales en medicina (y más en este país) son ese lugar donde perdemos el tiempo unos cuantos, mientras se nos pasa la oportunidad de encontrarle el lugar donde se desarrolle todo su potencial y utilidad.

twitea que algo queda

casadoSigue mi consulta en Twitter  Es lo que se propone este médico madrileño para comunicarse con sus pacientes en vivo y en directo. mediante twitter da información sobre la agenda de la consulta (días que tengo curso, si hay suplente o no, los dias que estoy de “interior” etc) y enlaces a páginas sobre  educación de la salud que cree interesantes y otras cosas de interés.

Solo le queda quitar la horrible foto, actualizarlo y darle el twit a algún paciente, pero en cualquier caso una buena idea.

el pajarillo de bernardino

twiterTodavía no logro cogerle el tranquillo a esa aplicación tipo Total Recall (140 caracteres son el mismo número de palabras seguidas que Schwarzenegger puede articular en esta peli) que llaman Twitter * pero está por todas partes, desde la revista TIME hasta  populares blogs geek, pasando por las aulas de un escuela tejana o la propia medicina

Toda la información la he conseguido lógicamente en twitter gracias @jbravoa  y a  @manyez

*Twitter es un servicio de redes socialesMicroBlogging que permite a sus usuarios enviar mensajes de sólo texto, con una longitud máxima de 140 caracteres, vía SMSmensajería instantánea, el sitio web de Twitter, Facebook o aplicaciones desarrolladas por programadores externos que permiten la comunicación con el sitio.  De Wikipedia

buscando a susan desesperadamente

Si Twitter llega a convertirse en una fuente de información (la información instantánea), la necesidad inmediata será encontrar esa información. Se puede recurrir al buscador de twitter integrado o no en la barra de Firefox, pero una idea mejor es combinar los mejor de los dos mundos es decir buscar de forma simultanea en Internet con Google y

twit

en los diferentes twitts de los usuarios de Twitter. Ahora se puede hacer gracias a la extensión para Firefox, llamada greasemonkey y este script. Una vez instalado se puede hacer la búsqueda en Google con los resultados de la figura

Otra aplicación interesante es Pubget, que como su creador dice es lo mismo que  la famosa base de datos PubMed pero en el que se consiguen los PDFs directamente. Es decir uno hace la búsqueda y puede acceder con un clic de ratón a los artículos en formato PDF, siempre calro que estes subscrito o tu institución llohaga por ti. La idea en si aunque practica no es novedosa, ya hace años que Santiago Mola diseño PubGle que parte del mismo concepto y es que Santiago es un visionario que cuando apenas se iniciaba la web 2.0 ya nos hablaba de lo importante de la sindicación de contenidos.

carnaval, carnaval

Un pequeño y particular carnaval de blogs:

El Twitter que es lo más parecido a una version friki-tech de los mensajes SMS que subtitulan algunos programas de televisón,  es una herramienta fundamental para diletantes y esclavos de la procastinación ;-). Tiene sin embargo aplicaciones indudables, una de ellas la retrasmisión en directo de determinados eventos, es por ejemplo estupendo ver como en algún congreso, la gente va twiteando las diferentes intervenciones y mesas redondas, interactuando en tiempo real con otros miembros del público y con los ponentes. Por eso sorprende que se pueda prohibir el uso del Twitter como comenta en su blog Enrique Dans:  Asamblea de Madrid prohíbe a Reyes Montiel, diputada de Izquierda Unida, actualizar su cuenta de Twitter desde la comisión de investigación. Como dice el blog del Frente de Liberación Tecnológico  “lo importante no es si las máquinas pueden llegar a pensar , sino si los hombres lo hacen”

Siguiendo con fechorías del PP madrileño podemos comentar el peligrosísimo proyecto que nuestros  gestores sanitarios están pariendo. Aunque nadie llevara luto por esos refugios de desertores del paciente, que son las gerencias de atención primaria, el problemón en que nos pueden meter  puede ser de aúpa y lo explica muy bien José Ramón Repullo en el artículo publicado en Diario Médico Área única: en el filo del caos,  del que se hace eco el  cada día más interesante blog Salud con cosas con un clarificador post sobre el área única en la comunidad de Madrid.

Vicente Baos desde el Supositorio nos comenta una buenísima iniciativa – da gusto comentar cosas buenas- del ministerio de cultura la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, como buen médico se ha ido a buscar prensa profesional con autenticas joyitas de principios del siglo pasado como la Información Médica de Cuenca que muestra en su blog o el Ideal médico : revista mensual Defensor de las clases sanitarias - ¡que anuncios!

Los peligros de las centralizaciones, en ese caso de las agendas se expone en Inquietudes en primaria con la ciencia que da la “experiencia” en carne propia y por ultimo aunque no menos importante, los amigos de Hemos leído nos llaman la atención sobre la interacción entre  los protectores gástricos ( alias  IBPs) con el  clopidogrel  tomando como referente un estudio observacional publicado en Lancet que  encuentro mayor riesgo de resultados clínicos adversos en una cohorte de pacientes con síndrome coronario agudo tratados al alta con clopidogrel, cuando se les prescribió a la vez un IBP. Habra que revisar muchas indicaciones y muchos tratamientos a la salida del hospital