electronica, calidad y Doña Florencia

Tomado del Blog Dame mucha paciencia por Salva Cuesta

Doña Florencia tiene 82 años y es una de mis pacientes. Desde que enviudó, hace ya 5 años, han ido en aumento sus achaques.
Pude conocer (porque tenemos un nuevo objetivo de conciliación de la medicación en el acuerdo de gestión) que en sus idas y venidas al hospital le habían prescrito lexatin 1,5 mg porque la encontraron ansiosa. Yo sabía, porque conozco a doña Florencia desde hace tiempo, que a veces se pone triste y nerviosa porque vive sola con su gata y sus hijos no la visitan o la llaman con la frecuencia que ella querría.
Pero lo bueno… es que no vino a por la receta… ya que le habían prescrito el lexatin  para una temporada por receta electrónica. ¡Que tranquilidad!
También sabía que en las revisiones que hacía con el traumatólogo, le habían prescrito condrosan xicil con una posología que a mi me parecía que rallaba en lo esotérico y que para el dolor le habían recomendado zaldiarenantyum y celebrex. Todo con sus nombres de fantasía. ¡Ah, y nexium mups por supuesto, para “protegerle el estómago…”!
eprescribing-is-complexLo estupendo es que también se lo prescribieron en la receta electrónica para un año.
Cuando el cardiólogo revisó a doña Florencia de su fibrilación auricular crónica,  la encontró “muy bien” ( bueno, eso me lo dijo doña Florencia porque el cardiólogo no me suele enviar nada por escrito). Pero le habían cambiado el sintrom por el pradaxa.
El cardiólogo le había hecho el visado y le había prescrito el medicamento en receta electrónica por un año. Es fantástico. Tampoco tendré que hacerle las recetas a doña Florencia.
 Ya nos habían anunciado en las reuniones de médicos que a partir de ahora los especialistas podrían hacer recetas de largo tratamiento mediante la receta electrónica y que (por supuesto) se iba reivindicar desde Atención Primaria que se hiciera extensivo a todos (ja) TODOS los especialistas. Así, cada médico sería responsable de lo que prescribe. Todavía recuerdo la cara de satisfacción de todos nosotros y los comentarios aprobatorios: – ya no tendremos que hacer más recetas que “no nos corresponden”- por fin se acabó la prescripción INDUCIDA- se habrá creído el “especialisto” de turno que yo soy su secretario…
Por fin se había encontrado la solución al eterno conflicto entre “compañeros de distinto nivel asistencial”…
¿Conflicto entre COMPAÑEROS?
¿La prescripción inducida es UN CONFLICTO ENTRE COMPAÑEROS?
¿ALGUIEN pensó en doña Florencia ?
¿No era doña Florencia el “centro del sistema”?
¿No era el médico de familia el “agente de salud” ?

Lo estupendo es que  aunque doña Florencia esté jodidamente polimedicada, la imputación del gasto NO es a mí… y además mi “Indice Sintético de Calidad de la Prescripción” está PERFECTO.
Ni un solo “pero” en MIS criterios de Beers. Ni un solo “pero” en MIS criterios STOPP-START. Ni una mancha en MI Gasto PVP/TAFE.
Doña Florencia debería estar contenta conmigo.

Madrid Innova(2)

Como ya informamos, dentro de la atmósfera de  innovación, creatividad y espíritu emprendedor que caracteriza al gobierno de la Comunidad de Madrid y en especial a su Consejería de Sanidad se ha presentado en primicia mundial “el sistema”: una simple tarjeta de cartulina en la que el farmacéutico irá apuntando a mano los importes que vayan pagando los pacientes. Esta innovación puntera y pionera se enmarca en las soluciones imaginativas que la Consejeria ha implementado para dar solución al problema originado por el El Real Decreto Ley 16/2012, de 20 de abril, que establece que los pensionistas aportan un 10% del coste del medicamento, con un tope máximo.

Azofaifa De Mendo de la  Dirección General de Desinformación Sanitaria ha presentado definitivamente las nuevas herramientas  tecnológicas de gestión: la cartulina mensual (documento de dispensación) y un sello de caucho (tope de aportación).

Ademas, comentó, hemos elegido un papel satinado no poroso; sobre este tipo de papel, la tinta del boli y del sello se extiende y difumina fácilmente,  logramos conseguir así un importante “efecto guarreo “ de forma rápida y eficaz.

Ese efecto y parte del sistema se ha validado por el nuevo Silicon Valley de la innovación tecnológica de Madrid y por nuestra Unidad de Innovación preferida , apuntó Azofaifa.

D

Comunidad de Madrid

Madrid Innova

Madrid 18 de Agosto de 2012.- Dentro de la atmósfera de  innovación, creatividad y espíritu emprendedor que caracteriza al gobierno de la Comunidad de Madrid y en especial a su Consejería de Sanidad se ha presentado en primicia mundial “el sistema”: una simple tarjeta de cartulina en la que el farmacéutico irá apuntando a mano los importes que vayan pagando los pacientes.

Esta innovación puntera y pionera se enmarca en las soluciones imaginativas que la Consejeria ha implementado para dar solución al problema originado por el El Real Decreto Ley 16/2012, de 20 de abril, que establece que los pensionistas aportan un 10% del coste del medicamento hasta llegar a un tope máximo, a partir del cual no pagan por los medicamentos que reciban.Este tope es de 8 euros al mes cuando se tengan ingresos anuales inferiores a 18.000. En rentas superiores a los antedichos 18.000 euros, el tope de gasto varia de  los 18 a los 60 euros.

El exceso de gasto les debe ser reintegrado a los pensionistas, aunque el Decreto-Ley no determina como, por eso la Comunidad  que no quiere que los pensionistas tarden mucho tiempo en recuperar su dinero ha ideado este magnifico plan  que permite que los pensionistas no  tengan que esperar para cobrar lo que han pagado de más.

La viceconsejera ha explicado que los ciudadanos deben pasar por los centros de salud…..…. a recoger un documentito, la estrella de este sistema que es lo que Sanidad denomina  “documento de dispensación” o “la tarjeta“.

Los pacientes podrán obtener el documento de dispensación (ver foto) en el centro de salud. En el momento de la entrega, el profesional del centro cumplimentará (a mano) el documento, incluyendo los datos del paciente, el código de aportación y el mes de validez.

Esta tarjeta es intransferible y propiedad del paciente. En la farmacia el farmacéutico irá rellenando los campos cada vez que el paciente retire su medicación con el precio de tratamiento y la aportación del pensionista hasta que llegue a su tope máximo (8, 18 o 60 euros según sus ingresos) y a partir de ahí, el tratamiento se le facilitará sin coste alguno.

La tarjeta que ha sido pilotada en la Unidad de Innovación del Hospital Conocido  y presentada dentro de los encuentros internacionales sobre “nuevas soluciones para viejos problemas”, es una “simple” cartulina; “esa es su fuerza” afirmó el consejero, y no llevara incorporado de momento ningún tipo de banda magnética, microchip, u otras zarandajas informáticas que permitan el tratamiento automatizado.

Esta innovación puntera y pionera  tiene un “coste mínimo” para la Comunidad de Madrid,  ya que se van a imprimir en el servicio de reprografía de la Consejería de Sanidad. El consejero ha indicado también que su departamento está recibiendo “bastantes llamadas” de otras Comunidades autónomas interesándose por este sistema, por lo que no ha descartado que se implante en otras regiones españolas.

La Viceconsejera ha precisado que esta innovacion revolucionaria se une a otras tecnologías punteras heredadas del antiguo Insalud remasterizado por el SERMAS, como el sello de caucho.”Estamos muy contentos y esperanzados” afirmó, de poder brindar a nuestros profesionales de herramientas de este tipo para que presten una mejor atención a los pacientes y pensionistas  que deberán renovar cada mes la tarjeta, hasta la puesta en marcha del sistema definitivo.

 Más información:

Nueva tarjeta para pensionistas que permite no tener que pagar por adelantado ver video si sale, o en su caso descargarlo

¡Madrid Emprende!

Madrid.org pues eso que muy org

Los pensionistas tendrán un documento

Los pensionistas tendrán una tarjeta para no adelantar el coste de los medicamentos

Los pensionistas de Madrid tendrán una tarjeta para no adelantar….

E-Receta y control

Policy statement:  Electronic Prescription Monitoring
Ann Emerg Med. 2012;59:241-242.

El Colegio Americano de Médicos de Emergencia (ACEP) apoya el uso de la receta electrónica y cree que los sistemas de control de la prescripción electrónica deben:

  • proteger la privacidad del paciente
  • no desincentivara a los paciente con un problema  de saludmédico a consultar con un médico
  • apoyar el acceso a uso médico legítimo de sustancias controladas
  • asegurar la exactitud y la totalidad de los datos
  • ser voluntario
  • proporcionar una protección de responsabilidad para el médico
  • minimizar los requisitos gravosos para el médico
  • utilizar un sistema férreo de control  con vínculos interestatales, fácilmente accesible y navegable por los médicos 7 días a la semana, 24 horas al día
  • limitado a las personas y organismos pertinentes, incluidos los médicos, farmacéuticos y personal autorizado por ley.
  • no se utilizara para evaluar la práctica de un médico
  • permiten a los médicos controlar a sus propios patrones de prescripción e identificar potenciales usos no autorizados

 

 

¿quieres que hablemos de nuevas tecnologías en atención primaria?

Uan de esas webs  tan al gusto de los americanos que relatan cosa curiosas o extravagantes, dedico varias entradas el día 11 de  este mes a describir 11 cosas que……   …. Uno de los ejemplos era:  once sonidos que sus hijos probablemtente nunca oiran 11 Sounds That Your Kids Have Probably Never Heard  y uno de ellos era el ruido al marcar los números con un teléfono de disco o rueda.

De la misma forma se podrá decir que las nuevas tecnologías han entrado en sanidad, cuando objetos como los que ponemos a continuación sean curiosidad de museo y no plenamente operativos como sucede ridículamente en la sanidad española. De manera curiosa su obsolescencia (no programada) no depende de grandes inversiones, ni grandes cambios organizativos, ni siquiera de una revolución de la manera que se presta la asistencia sanitaria. Basta con quitar miedos y telarañas de las cabezas pensantes de la gestión sanitaria.

Como se dice el blog Atensión Priamria  (de donde he sacado alguna de las imágenes)  “ya podemos sacar todos los reales decretos que queramos, la prescripción seguirá siendo del siglo XIX”  A lo que habría que añadir que ya podemos ponernos todo lo modernos que queramos con las nuevas tecnologías, sanidad 2.0 y pacientes emponderados, que mientras estas herramientas sean necesarias en la prescripción de medicamentos la organización esta trasmitiendo un claro mensaje.

La organización esta diciendo que  los modernos políticos de la sanidad española son unos caraduras, los médicos y farmacéuticos que las utilizan unos mansos sin remedio y los directivos unos peleles sin imaginación, ni capacidad de asumir riesgos. 

impropio de hombres libres (III)

Ahora es la Consejería de Sanidad y Dependencia del Servicio Extremeño de Salud, que ha decidido suprimir de la receta electrónica la prescripción de marcas de siete principios activos (venlafaxina,  esomeprazol, pantoprazol, escitalopram, tramadol, ácido risedrónico y ácido alendrónico) a fin de dar prioridad a los genéricos. Como era de esperar, Farmaindustria ha recurrido esta medida ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura

tomado de No gracias

Propuesta de modelo para la prescripción de medicamentos

Requisitos exigidos en el Programa Nacional de Medicamentos relacionados con la información que se debe emitir a través de los certificados para la compra de medicamentos:

Cuba, año 2000.

Propuesta de modelo para la prescripción de medicamentos. Rev Cubana Med Gen Integr 2000;16(4):322-8

Esta iniciativa de expedir medicamentos mediante el uso de un certificado con validez aprobada hasta un año y renovable cada vez que se requiera, constituyó una idea surgida como recurso para el control de los medicamentos en medio de graves limitaciones económicas, pero una vez puesto en práctica se ha consolidado como un novedoso y útil sistema para la prescripción en aquellos pacientes que mantienen tratamientos estables durante prolongados períodos. Según apreciamos, este sistema facilita la planificación de la producción y la distribución de los medicamentos en función de la demanda real, según las necesidades de cada provincia, municipio o área de salud.

A los pacientes con tarjeta control para la compra de medicamentos no se le expiden recetas periódicamente como norma, y este elemento de por sí ha representado un ahorro de recursos y una optimización del tiempo destinado a la consulta médica. Este sistema de expedición de medicamentos mediante certificado debiera mantenerse aún en condiciones económicas más favorables.

En la actualidad existen en Cuba aproximadamente 1 500 000 pacientes, a los cuales se les ha prescrito algún medicamento de los que se expenden por el sistema de tarjeta control. Por lo menos este número de certificados será emitido cada año con este fin y consideramos que la tendencia debe ser al incremento, motivado por el mayor conocimiento que se va alcanzando de los pacientes en la comunidad, con la consiguiente detección de morbilidad oculta y el aumento en la prevalencia de pacientes con ECNT. En este cálculo de pacientes no se han considerado los eventuales cambios de tratamiento que pueden ocurrir y que pudieran implicar la confección de un nuevo certificado, como tampoco se incluyeron los certificados que se expiden por períodos menores de 12 meses y que pudieran ser emitidos más de 1 vez por año.

Si aplicamos un análisis elemental sobre los costos, podemos decir que para producir 200 000 certificados del modelo vigente (53-63) (considerando su formato 8 1/2 x 11), se necesita aproximadamente una tonelada de papel cuyo precio actual más favorable es de 880 USD. Si conocemos que como mínimo se deben imprimir cada año más de 1 500 000 certificados que se utilizan para prescribir medicamentos controlados por tarjeta, se necesitarían 7,5 toneladas de papel con un coste de 6 600 USD por año. De aquí se infiere que con los precios actuales del papel, en un período de 5 años se habrán gastado 33 000 USD y a los 10 años 66 000 USD, todo esto sin contar con que estos precios tienden al incremento año tras año. De utilizarse el modelo propuesto, los costos sólo por concepto de papel cada año serían la mitad. Es decir que el ahorro para 1 año sería de 3 300 USD, a los 5 años de 16 500 USD y a los 10 años se ahorrarían unos 33 000 USD. (te recuerdo armando)

Otra ventaja que le atribuimos a este nuevo modelo es la de facilitar la uniformidad de la información que se intercambia en relación con este programa nacional, y garantizar una base de datos confiable para la realización de investigaciones científicas relacionadas con los medicamentos.

¿más claro? o aviso para incautos

Por lo menos estos dicen claro, para que y a quien sirve la receta electrónica. Claro que para para descubrirlo hay  que recurrir a  la noticia de un periódico y  remontarse al año 2000:

El gasto en medicamentos en España crece por encima de las posibilidades que soporta la Administración. Por eso, según reconocen los expertos, es necesario mejorar los mecanismos que permiten a la Sanidad Pública saber en qué se va el dinero en farmacia, para poder mejorar la eficacia y controlar ese gasto.

El jefe del servicio de ordenación farmacéutica……. , destacó las anomalías del sistema actual de información sobre consumo en medicamentos, que no permite saber cómo se gasta el dinero en fármacos. En la actualidad, la receta va del médico a la farmacia, y en el plazo de sesenta días, Sanidade conoce el gasto en fármacos, quién ha prescrito un medicamento y a qué tipo de ciudadano -pensionista o no-. «Con este sistema, en la actualidad no tenemos información en tiempo real de cuándo se receta, ni los tratamientos que está llevando un ciudadano, lo que sería útil para mejorar la sanidad». Para conocer el gasto, el…….. prevé establecer un sistema de receta electrónica, un sistema actualmente en proyecto, que supondrá la informatización de todos los consultorios de ………. Con este nuevo sistema, se podrá conocer en tiempo real el dinero destinado a los distintos fármacos.

Foto tomada del periódico Hoy

la tasmareceta en la ehealth week

La implantación de la receta biónica en Tasmania, (en adelante tasmareceta) ha reducido hasta en un 20 por ciento las visitas que hacen los pacientes a los centros de salud de con la única finalidad de renovar sus tratamientos. Se trata principalmente de personas con enfermedades crónicas que con tasmareceta XXII (versión moderna de la antigua tasmareceta a secas) se acogen al manto protector del modelo de prescripción y dispensación de medicamentos extendido en todos los lados civilizados y que ya está operativo para casi el 99,9 por ciento de la población de nuestro país.

La principal ventaja de este sistema de prescripción y dispensación es que evita a los pacientes crónicos tener que acudir a su médico con la única finalidad de recoger las recetas para la continuación de sus tratamientos.  Gracias a la tasmareceta en un único acto, el facultativo puede prescribir los fármacos que estime necesarios y en la cantidad que el enfermo necesite para cumplir la pauta durante el tiempo marcado por el médico.

Ello permite que, al disminuir el número de consultas que se producen en atención primaria por este motivo, el médico pueda dedicar más tiempo a otro tipo de atenciones clínicas con sus pacientes. Además, contribuye a desburocratizar las consultas médicas.  La tasmarceta permite a los usuarios retirar los fármacos directamente de las farmacias, independientemente de si se encuentran en su localidad de residencia.

Tasmania es líder mundial, junto con Dinamarca, en el uso de ordenadores para la realización de la prescripción y en la calidad de la transmisión de información que se realiza entre los centros sanitarios y las oficinas de farmacia.  “No se crea ,nos costo mucho llegar a este modelo” dijo Mª Tecla de la IBM  viceconsejera de la cosaesadelasnuevastecnologías del ministerio de Sanidad de Tasmania, “tuvimos que utilizar muchos ordenadores para ver que bastaba cambiar una ley caduca para conseguir nuestros objetivos” incide Mª Tecla.

De hecho, Tasmania lidera uno de los grupos de trabajo del proyecto ‘epSOS’ (Smart Open Services for Tasmaniensis Patients). Se trata del grupo de trabajo encargado de definir los servicios que debe prestar la receta biónica tasmaniense y la de otros países. Si este  grupo trabaja de forma adecuada se darán cuenta que la receta electrónica es un bluf  y verán que es mucho mas fácil y económico cambiar las normas e introducir la receta biónica,  que montar tinglados tecnológicos al servicio de los de siempre.