No al proyecto de Real Decreto de modificación de la gestión de la incapacidad temporal.

FAISS (Federación de Asociaciones de Inspección de Servicios Sanitarios) ha realizado (31/10/13) sendos Comunicado Informe sobre el último Proyecto de Real Decreto de Modificación de la Gestión de la Incapacidad Temporal.

Como novedad, con objeto de concienciar y movilizar a la opinión pública, promovemos sendas peticiones sociales a través de la plataforma www.Change.org sobre el “alta presunta” (www.bit.ly/faiss-change-alta) y sobre el acceso a la historia clínica (www.bit.ly/faiss-change-historia), que esperamos que sean apoyadas mayoritariamente, agradeciéndole que considerara incluir su firma.

Como síntesis, extraída del propio comunicado, la opinión de la FAISS es la siguiente:

El proyecto constituye un recorte de derechos sin precedentes, ya que generaliza una presunción de fraude por parte de los trabajadores, imputándoles la carga de la prueba de que siguen enfermos o la injustificación de las incomparecencias con suspensión de la prestación. Pero son, especialmente, la gestión de las Propuestas de Alta y el acceso indiscriminado a la Historia Clínica Electrónica (HCE) las que consideramos mas graves:

1.       Con la nueva gestión de Propuestas de Alta, si en el cortísimo plazo de 5 días, la Inspección Médica no hubiera contestado a la Mutua (o ésta no hubiera recibido la respuesta), al 6.º día se aplicaría un “silencio administrativo positivo” que produciría el “alta presunta”, pero efectiva, del paciente. Creemos perverso e inadmisible este procedimiento y consideramos que para una denegación de derechos a los ciudadanos  (alta y extinción del subsidio) es exigible un alta médica explícita y formal, no presunta, por la que algún agente emisor responda. Se consigue así, torticeramente, que las Mutuas obtengan la capacidad de dar altas, de facto, aunque no formalmente.

2.       Creemos ilegal y desproporcionado que los Médicos Evaluadores” del INSS y del ISM (unas Administraciones no sanitarias), con la excusa de controlar la adecuación de una prestación económica, tengan acceso a la totalidad de la historia clínica” de todos los trabajadores del Sistema de la Seguridad Social”, hayan estado de baja o no en alguna ocasión. Para el control económico de la baja por IT, el acceso a la información clínica debe restringirse exclusivamente a la relacionada con el proceso que origina dicha baja laboral: partes de IT, informes de pruebas y tratamientos o informes específicos justificados son más que suficientes para este fin.

Las historias clínicas tienen mucha más información que la referida a los procesos de IT y el alcance global de la atribución que se pretende carece de legitimidad y se presume contrario a los derechos fundamentales protegidos por el artículo 18 de la Constitución Española de 1978, Ley Orgánica 15/1999 y Ley 41/2002 (art. 16.1).

A continuación se indican los enlaces al repositorio donde se encuentran los archivos pdf correspondientes:

Por último, enlace de su publicación en el diario sanitario electrónico Acta Sanitaria (Ver también vía Boletín del 07/11/13):

El tonto Simon

Ya hemos comentado en alguna ocasión y existe evidencia empírica que lo confirma, que uno de los males de la sanidad pública española es tener los dirigentes y/o gestores más tontos del panorama directivo español. La contrariedad mayor sin embargo no es ésta, ya estamos acostumbrados y lo llevamos con dignidad, lo peor es comprobar que este mal se contagia, o mejor dicho se multiplica. Comprobar que nuestros representantes y/o delegados, científicos o sindicales, son también bastantes simples, nos llena de estupor.

Es lo que sentimos cuando leemos los parabienes con la que ha sido recibida la reforma en la gestión y el control de los procesos por incapacidad temporal (IT) por parte de supuestos representantes de los médicos de atención primaria. Mostrar “satisfacción” con el proyecto de Real Decreto de IT muestra una más que manifiesta miopía e incapacidad de ver más allá en la importancia que tiene este componente en nuestro trabajo y en el sistema sanitario en general. Es también patético ver la lucha por apuntarse el tanto y la reivindicación de pionerismo de alguna comunidad autónoma.

SiToMenos mal que nos queda, además de Portugal, gente crítica e inteligente que a pesar de una rémora estatalizante e izquierdista evidente, saben poner un punto crítico y avisarnos de los más que virtuales peligros de esta reforma.  La Federación de Asociaciones de Inspección de Servicios Sanitarios (FAISS), ha emitido un comunicado que resumimos a continuación  para que nuestros representares y todo los trabajadores de atención primaria se den cuenta de que va en verdad, la “benéfica” reforma:

En estos últimos días, hemos tenido conocimiento en el seno de la Federación de Asociaciones de Inspección de Servicios Sanitarios (FAISS), de la existencia de un avanzado proyecto de Real Decreto (RD) destinado a regular determinados aspectos de la gestión y el control de la Incapacidad Temporal (IT). En general, consideramos que estamos ante un RD especialmente orientado a que las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social (MATEPSS), que gestionan cerca del 80% de la IT por contingencias comunes, sean las que dirijan esta prestación y actúen como autoridad de control de la misma, ignorando las propias competencias de los Servicios Autonómicos o Regionales de Salud (SRS) que conforman el Sistema Nacional de Salud (SNS), y actuando incluso por encima del propio Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que, en algunos aspectos, también queda subordinado. Con esta circunstancia se pervierte el sistema, y quien debería ser controlado, se convierte en controlador.

El nuevo procedimiento propuesto no sólo no reduce la burocratización sino que la potencia, especialmente para el Médico de Familia o de Atención Primaria (MAP).  El sistema de grupos y tablas de duración que diseña el RD resulta complejo y confuso, y el número de informes es excesivo y redundante. Igual ocurre con la gestión de Propuestas de Alta directamente al Centro de Salud (CS) por parte de múltiples oficinas de diferentes MATEPSS (frente a un único interlocutor que representa la Inspección Sanitaria, actualmente) y que puede redundar en fuente de conflictos e inseguridad jurídica tanto para MAP, como para pacientes.

El proyecto está cargado de prejuicio de incompetencia hacia los MAP, generaliza una presunción de fraude por parte de los trabajadores, imputándoles la carga de la prueba de que siguen enfermos o la no justificación de las incomparecencias, en un recorte de derechos sin precedentes.  Con el único argumento, poco creíble, de ahorro de costes, se minoran las funciones de control y autoridad que viene ejerciendo sobre esta prestación sanitaria la Inspección de Servicios Sanitarios (ISS) del SNS, hasta casi ignorarla en su redacción. Este hecho supone, en la práctica, una desaparición y liquidación de funciones de la ISS, posiblemente irrecuperables en la gestión de la IT, en favor de las MATEPSS y su personal, que carece de la condición de funcionario o estatutario, y por lo tanto sin la posibilidad de ser considerado autoridad o agente de la misma.

Con la excusa del control de la prestación económica de la IT, se pretende liberar el acceso integral a la Historia Clínica Electrónica (HCE) para las entidades gestoras de aquélla: INSS, Instituto Social de la Marina (ISM), MATEPSS. Por el contrario, los MAP y la Inspección de Servicios Sanitarios no tienen acceso a los historiales de trabajadores de INSS y MATEPSS, siendo opaca para el SNS buena parte de la patología laboral de sus pacientes y el posible origen profesional de muchas contingencias comunes

Más información en Informe FAISS

En homenaje a el FORO y a la SEMFyC  por su extraordinaros esfuerzos y desvelos por representarnos

Cuando los médicos se creen Robin Hood

¿Que pasa cuando los médicos se tornan en adalides de la clase obrera?  ¿Puede mentir un médico en defensa de una buena causa?

a propósito de No excuses in Madison traducido en Dempeus.

Doctors who wrote work excuses for protesters in Wisconsin are being accused of violating medical ethics and committing fraud. The media are replete with calls for punishment, from professional discipline, including suspension of medical license, to criminal prosecution. The attack on these doctors is another tactic in the war against workers.

Los médicos que escribieron justificantes de ausencia del trabajo para los manifestantes en Wisconsin están siendo acusados de violar la ética médica y de cometer fraude. Los medios de comunicación están repletos de llamadas para el castigo, desde la disciplina profesional, incluida la suspensión de licencia médica, a la acusación penal. El ataque a estos médicos es otra táctica en la guerra contra los trabajadores.

pa …..y no echar gota

Tomado del blog Atensión Primaria

Me escribe un compañero con la nota que le han enviado, que dice literalmente:

“Con el fin de salvaguardar tu acto médico, ruego remitas copia del informe a la vista del cual emitiste una IT en una fecha en la que no reconociste al paciente, recordándote que en caso de no existir dicho informe, procedería a la anulación de la baja”.

ya sabéis a no dar bajas retroactivas, ni en fin de semana y que se las apañen


a mi no, pero resulta que sí, aunque va a ser que no

Pues dije que  “a mi no”, y resulta que sí, he cobrado una cantidad no despreciable en concepto de incentivos IT, pero claro que va ser que no, porque lo lógico y opinando  que recibir dicho incentivo puede atentar al ejercicio y a la dignidad del médico es devolverlo, como así voy a hacer.

Los incentivos  pueden ser eficaces  siempre que sea dentro de una política de conocimiento previo y negociación entre las partes, que no es el caso. Más importante aún es tener en cuenta que los  incentivos económicos pueden generar conflictos de intereses y de compromiso ético a la vez que disminuir los niveles de confianza  y alterar la naturaleza de la relación médico-paciente.

aguinaldos profesionales

El presidente del Colegio de Médicos de Salamanca, Manuel Gómez Benito, cuestiona  en Acta Sanitaria el planteamiento de incentivar a los médicos de Atención Primaria por reducir las bajas por enfermedad, pues se atenta al ejercicio y a la dignidad del profesional.

y  se pregunta al final

Por tanto, al dar menos bajas, con incentivos consiguientes, puede interpretarse de dos maneras: o estamos dando muchas, más de las que pudieran considerarse justas, o nos podemos equivocar al reducirlas.

¿Dónde está el número de corte?

¿No es más fácil que la campaña se hiciera en educación sanitaria al usuario, para que comprendiera el fraude que supone para el sistema y los compañeros; que es una falta de ética como contribuyente que luego exige una buena sanidad y una buena medicina?

¿No sería más razonable que esas partidas se utilizaran en dar mejores medios al médico para facilitarle el acto médico y en comprender que su buena praxis vale más que cualquier propina?

¿O tenemos que recordar que hace unos diez años, aproximadamente, una compañera nuestra, inspectora, resultara asesinada por un solicitante de prolongación de su ya larga baja, para darnos cuenta de la honradez, de la ética y deontología médica?.

Pues para ser presidente de un colegio de médicos es bastante sensato y acertado ¿no?