¿ por qué no hay que aceptar el nuevo Real Decreto sobre la Incapacidad Temporal?

Porque:
  • Se reconoce la centralidad de las Mutuas patronales en sistema de gestión de la prestación, en el cual la Inspección sanitaria autonómica, el INSS y los propios servicios autonómicos de salud pasan a ocupar una posición marginal
  • Se establece hilo directo  entre las Mutuas y el Director del centro de salud, a efectos de propuestas de alta a contestar en 5 días   (y si no el alta)
  • Dados los intereses económicos en juego, se sugiere que los centros de salud pueden acabar “capturados” en la órbita de las Mutuas, que obrarían cual concesionarias
  • Se establece acceso directo y unidireccional de las mutuas a la historia clínica del paciente del centro de salud (a la recíproca no se plantea nada)
  • A cambio se mejora la burocracia administrativa, aunque de forma demasiado complicada y sin fundamento lógico
About these ads

6 thoughts on “¿ por qué no hay que aceptar el nuevo Real Decreto sobre la Incapacidad Temporal?

  1. Carlos dijo:

    ¿por qué y por quién doblan las campanas? : el campanero las hace repicar no con el fin de evitar burocracia al médico de cabecera sino porque la caida incesante de cotizaciones y del absentismo IT ponen en riesgo el rol intermediario de nuestras celtibéricas Mutuas patronales y el negocio que con ellas y con sus excedentes de cuota se trae la SS (con los fondos de reserva se pagan las pensiones).
    Hacía falta buscar nuevos roles y nichos de mercado para que la bicicleta de las Mutuas siguiera pedaleando y parece que los han encontrado en la sanidad pública, cuyos centros de salud y hospitales están, además y por otros motivos, puestos en almoneda por el Estado y sus CCAA

  2. Pura dijo:

    Leo en NOTICIAS semFYC: Opinión y actividad semFYC ante la propuesta
    del Gobierno que prevé establecer cambios en la gestión de la Incapacidad Temporal.
    “La semFYC se ha mostrado satisfecha con la iniciativa pero ya ha propuesto diversas mejoras, entre ellas reducir esas cuatro categorías a tres: inferior a siete días, sin revisión; entre 7 y 28 días, con revisión entre los días 7 y 14; y superiores a 28 días, con revisión entre los días 14 y 28, con partes sucesivos cada 28 días”.
    Eso es todo???, me sorprende la fácil aceptación de ésta propuesta por parte de semFYC, se lo han leído todo?. Un saludo

  3. Hola

    Soy fisioterapeuta y trabajo hace ocho años en una mutua laboral. Y hasta a mi me parece una burrada. Si bien es cierto que no tener ningún tipo de comunicación con la pública es una barrera (trato pacientes de seguridad social a punta pala, y conseguir una prueba de imagen que ya le han hecho cuesta más que hacer un máster), una cosa es facilitar el intercambio de información entre profesionales y otra darle armas a las mutuas para que hagan y deshagan a placer, y más con el perfil (siento decirlo) de muchos médicos de las mutuas, que sinceramente, harían bien en cambiar de oficio.

    En cuanto al tema de que actúen como concesionarias o no… no veo diferencia con el estado actual. Ya veo, insisto, cientos de pacientes de la pública al año, no tengo manera de hablar nunca con sus médicos de familia o especialistas, cuando, directamente, no ignoran los informes que les envío. No digo que el sistema de mutuas me guste, que no me gusta, pero está claro que esto tendría que mejorar. Y no creo que eso pase.

  4. Perdón por el retraso.
    Yo no soy de leer leyes o decretos, porque hace mucho tiempo que no sirve para nada. Lo han hecho y no lo van a cambiar. Empecé con la Ley General de Sanidad y me ha ido bien.
    Es curioso esto de la IT, anteriormente llamada ILT
    Algo que siempre hemos hecho por obligación los médicos de cabecera que trabajamos para la Seguridad Social antes y para el SNS ahora, cuando certificamos que un trabajador no puede ir a trabajar por una enfermedad en concreto para el el sistema de seguridad social le pague la prestación económica en tanto dura la situación.
    Y parece lógico que el que indica que tiene que tomar esto y lo otro, y además no puede ir a trabajar emita un documento para que al trabajador no le echen a la calle.
    Y este documento hasta hace poco era un papel en cuatriplicado, que había que “”rellenar” como las croquetas, escribir tantas veces como se hiciese los datos. Y además había que llevar un control de cuando se había dado el anterior y cuando había que dar el siguiente.
    Y ha habido legiones de enfermeras las más de las veces y médicos que tenían una ficha para cada caso o se recalcaba al paciente que trajese el día siguiente el anterior y saber que número tocaba.
    Y a esto se le llamaba burocracia. Y nos hemos quejados y se han montado grupos y hemos escrito que nos quitaba el 30, 40 o el 50% de nuestro trabajo etc…
    Y ahora con la HCE, al menos la mía, esto no me lleva ni 30 segundos hacer un primer parte, y un segundo imprimir uno de confirmación.
    Para mi esto ya no es burocracia. En tal caso a veces es hacer algo que no habría que hacer.
    Y no habría que hacer venir a un paciente que se va a morir este año, cada semana y hacerle pasar las horcas claudinas de recoger un parte, en vez de uno cada un tiempo más largo, como un mes por ejemplo, para no darle el parte, sino sobre todo para interesarnos por su salud.
    Y mucho más importante es que cuando una baja está condicionada por tratamiento que nosotros no llevamos, sino un especialista hospitalario, sea imprescindible un informe también periódico del mismo, y en caso de no tenerlo, remitir al paciente a la inspección y que esta tome cartas en el asunto de este caso concreto.
    Y el caso es que si este decreto quiere resolverme el papeleo inútil anterior llega tarde. Yo no lo necesito.
    Sin embargo creo más bien que con la excusa de esto lo que se quiere hacer es que las mutuas tomen un papel en las bajas laborales. Y eso ya me da miedo, porque lo que veo es una pérdida de derechos de los trabajadores. Ya existe actualmente cuando recibimos esa carta de la mutua que dice que le demos el alta al paciente porque ellos consideran que ya puede trabajar. Claro que nos lo envían por intermedio de la Inspección del Servicio de Salud. Supongo que con esto esa indicación vendrá directamente.
    ¿Y que haremos entonces?, Darle el alta diciendo que no soy yo quien se la doy, aunque lo firmo yo…
    La única reforma que entendería yo es que nosotros no diésemos ninguna baja. Tome Vd esto, descanse y le indico reposo laboral. Vaya a la mutua y que le den la baja si ellos están de acuerdo.
    Y si no están de acuerdo, el problema ya no es mio, denúncielos a ellos y que esto explote de una vez.
    Igual es lo mejor.

    Por cierto sabéis que los médicos especialistas de traumatología por ejemplo, cuando atienden a un paciente de MUFACE en la privada no tienen inconveniente en hacerle el parte de confirmación cada quince días y ya de paso ver la evolución del proceso. Cuando trabajan en el otro lado, le dicen que vayan a su médico de cabecera y que le de el parte de baja.
    Así ha sido siempre.
    Un saludo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s