1 de noviembre. Comienza el espectáculo

1 de noviembre. Comienza el caos. Si gracias a ínclitos políticos de uno y otro signo (no hay que olvidar que aunque la fechoría la han perpetrado desde el ministerio de sanidad socialista, las autonomías populares y nacionalistas han consentido y aplaudido la medida). Como decimos gracias a los políticos y  también con la anuencia vergonzante del consejo general de colegios de médicos, algunas sociedades científicas y asociaciones marginales de sanitarios y consumidores, sin olvidar a líderes de opinión y comentaristas de la blogosfera sanitaria. En frente una gran mayoría de médicos y sobre todo el profesionalismo y el sentido común.

Es necesario señalar las más  importantes objeciones a esta medida o Real Desastre 9/2011

Prescripción por principio activo (PPA). La primera y gran mentira es esta. La PPA supone que cuando el médico prescribe un tratamiento emite una receta donde escribe el principio activo de la sustancia, cantidad por dosis y numero de dosis necesarias para completar el tratamiento que cree necesario para su paciente. En la farmacia se prepara de forma individualizada en contenedores, donde se hace constar las indicaciones del médico (nombre del paciente, del  principio activo  y cantidad prescrita).

Lo que sanciona el decreto no es eso. En España no existe esta modalidad de prescripción salvo para la formulación magistral. Lo que hace esta orden es utilizar la PPA como subterfugio para que se financie exclusivamente el medicamento más barato sin manifestarlo de forma explícita. Se intenta abaratar los costes de los medicamentos, sin que médicos y pacientes se percaten del verdadero y único objetivo de esta medida: reducir a toda costa la factura farmacéutica manteniendo la apariencia de que se sigue ofertando todo y que persiste la libertad de prescripción.

Sostenibilidad y coste  Más que la gran opción para mantener el sistema sanitario público gratuito, no parece que sea sino otra medida más de los múltiples intentos de contención del gasto de farmacia en el sistema. Eso sí, con mayor intensidad y gran capacidad destructiva (2). La reducción del gasto que se ha difundido por lo medios de comunicación y que proclama el mismo decreto es, el tiempo lo dirá,  ilusoria y falaz.

Aparte de las opiniones de voces autorizadas en economía de la salud, basta con analizar las líneas temporales  comparativas del gasto farmacéutico por comunidades autónomas, para observar que en la comunidad donde presuntamente se aplicaba esta norma de forma cuasi generalizada, no se ha producido el deseado ahorro.

Seguridad. El peculiar sistema de dispensación que impone este real decreto, encierra una quiebra potencial muy grave de la seguridad en el uso de los medicamentos. Como se ha señalado en sectores relacionados con la seguridad del paciente, la lista de medicamentos que podrán recibir los pacientes cuando su médico les haga una receta por principio activo puede llegar a un numero mucho más allá de lo razonable (3).

En algunos sectores se intenta traspasar la responsabilidad de minimizar este problema al farmacéutico dispensador,  intento vano porque el riesgo creado por los perjuicios de esta ley van mucho más allá de que un paciente determinado sin cambios en su tratamiento, pueda recibir cajas y pastillas diferentes cada vez que acuda a una farmacia determinada.

Algunos grupos y sociedades científicas conscientes del problema han apostado por lo que denominan isopariencia. Con el lema de “si son iguales que parezcan iguales” abogan porque la PPA implique la modificación del etiquetado, de tal forma que los envases de un mismo principio activo sean total o parcialmente iguales. El problema es que esta campaña llega tarde, no es más que una suma de voluntades minoritarias y que la medida es bastante difícil de ejecutar. En este manifiesto, al lado de gente que creen honestamente en esta solución, hay otras en las que esta postura es un intento de justificarse ante los más que previsibles efectos adversos, de una orden que han asumido y apoyado más allá de lo que la seguridad de sus pacientes y su propio profesionalismo le recomendaban.

(1) no entramos en este apartado si este objetivo es beneficioso o no  para el conjunto de la sociedad.

(2) por lo pronto se ha llevado por delante toda una larga  política de uso racional del medicamento y las creencias y trabajo honesto de muchos profesionales médicos y farmacéuticos.

(3) un paciente  con 4 medicamentos,  podría recibir 811.800 posibles envases de aspecto diferente.

About these ads

20 comentarios en “1 de noviembre. Comienza el espectáculo

    • Por supuesto que del lado de los buenos ;–) ya sabes que aunque hemos mantenido posturas distintas en este y otros aspectos, coincidimos en lo fundamental y aprecio tu honestidad intelectual y valentía.

  1. Rejón importante a la sostenibilidad de muchas oficinas de farmacia, laboratorios y distribución.
    Posiblemente genere un efecto rebote en cuanto el primer paciente se líe con la medicación; se producirá deslizamiento hacia moléculas sin genérico, más caras. Aparte, que las nuevas prescripciones de los especialistas van a ser exclusivamente de ese tipo de fármacos.
    Han metido la pata, han mentido, han cedido ante la industria por comunidades autonómas, han hundido un sector, han creado el caos… ¿sigo?

  2. Pierre dijo:

    Interesante reflexión. La poca información que tenemos los médicos de primaria (a no ser que te leas el RD) es bastante confusa; realmente no tenemos claro, tras la reunión de equipo, qué es lo que pasará en la práctica y hemos decidido, de momento, hacer lo que hacíamos hasta ahora (prescribir genéricos y fármacos con un beneficio/coste/seguridad elevados y medicalizar menos a nuestra población) pues llevamos cientos de miles de € ahorrados este año, intentando hacer las cosas mejor. Me asusta pensar que tengas razón y que todo lo que hemos trabajado últimamente se vaya al garete.
    ¿Podrías decirme de qué comunidad autónoma hablas respecto a que “esta norma de aplicaba de forma cuasi generalizada” y qué datos tienen al respecto, para entenderlo mejor?
    La isoaparencia es lo mínimo que se debería haber hecho, pero hace tiempo, desde que aparecieron los genéricos; otra opción sería que saliera a concurso cada principio activo y se lo dieran a una sola compañía farmacéutica, la que cuidara mejor los excipientes, la presentación y la calidad del producto. Pero claro, no recibirían dinero de cada licencia que dan, ¿verdad?

      • Pierre dijo:

        Gracias por responder y por lo de “loable”. Trabajo en un centro de primaria de Reus (Tarragona), de sanidad concertada. Hemos superado la masa crítica de médicos suficiente para realizar cambios profundos en la manera de trabajar (estamos en ello) y gracias a algún compañero que tira del carro, la mayoría hemos decidido dar un paso adelante, no sólo por nuestros objetivos variables sino por la sociedad y por nosotros mismos. No necesitamos que los políticos nos digan qué tenemos que hacer. Somos bastante responsables y la prueba son los últimos 25 años (o más) en que hemos mantenido un buen sistema sanitario (dicen) a costa de nuestra vocación. Tenemos que poner nuestro grano de arena para que el sistema no se vaya por el desagüe. A los que quiere números (nuestros gestores) les daremos números pero el cambio tiene que ir más allá. No podemos ser el 2º país del mundo que consume más medicamentos. El problema es que desde la administración hacen caso omiso a las reivindicaciones al respecto que lleva haciendo la profesión médica.
        Una nota, gracias a este ahorro que hemos conseguido este año, la gerencia (nueva desde hace unos meses) se ha dado cuenta de que existe la primaria pues la especializada y el hospital siguen siendo muy deficitarios. Han pensado, por fín, que la primaria es la puerta del sistema y que si es más potente puede ahorrar más y desahogar al hospital de visitas innecesarias.
        Amén

      • margarita dijo:

        Trabajo en Vigo en una Unidad de atención primaria del Centro de la ciudad( Nicolas Peña) y. Yiempre pensé que gracias a personas vocacionales tanto en el ambito de la AP ,como de e`pecializada este castillo aun está en pie.A los Politicos , muestras varias, todo le importa nada, pero nuestro colectivo debería de ser un poco menos sumiso, claro que esto de la sumisión a algunos parece irles de perlas.
        Nos salva que con la antriorr gerencia tuvimos suerte , se volcaron por informatizar y cruzar datos con la especizada y comenzaroón a poner en marcha procesos asistenciales , que de momento en casos como los de vias rápidas para diagnosticos de ca de mama, colon, pulmon y prostata y gracias al compromiso de las bases siguen adelante con Equipos multidisciplinares que han contado con nosotros , dando un paso hacia adelante en la equidad para los pacientes, en el dignostico precoz y tb para nuestra tranquilidad. En eso seguimos entre pataletas y mucha ilusión.
        PD: lo que pasa con la prescripción se veia venir , por que nadie a pesar de los fallos como vigas quiso regular , nosotros , creo, tambien tenemos culpa.Ahora deprisa y sin aliento en manos de tecnocratas , que si al menos fuesen competentes.
        Saludos , lo que necesites y este en mis manos.
        Marga.

  3. FernandoG dijo:

    Acabo de escribir un correo al Presidente de mi colegio de médicos. Básicamente lo que vengo a preguntarle es:
    Si podré recetar Prozac o Fluoxetina Sandoz, en el supuesto de que a un paciente le diagnostique correctamente de depresión.
    O por el contrario tengo que poner Fluoxetina 20 mg 28 comp, que no existe como tal en el mercado si no es en forma de una marca o un Principio activo + mas un apellido. EFG. Y todos cuestan 3.12€
    Si podré recetar Naprosyn 500 mg 40 comprimidos o Naproxeno Normon, que cuestan igualmente 3.12 €, o tengo que poner Naproxeno a secas y en la farmacia le den el que quieran, aunque nos cueste lo mismo a todos (entiendo que igual gana más.)
    O si puedo recetar al primer hipertenso que aparezca en consulta Aliskiren y al primer bronqúitico Roflumilast, sin probar cosas más baratas, contrastadas, tengan o no genérico en el mercado.
    Es evidente que en estos dos últimos casos le tendrán que dar una marca, que elijará el farmacéutico,a mi me da lo mismo, pero habré gastado veinte veces más que con un producto con marca y EFG. Pero habré ahorrado…
    En fin, creo que esto va a traer una debacle para la seguridad del paciente, lo que a mi me preocupa fundamentalmente, una inseguridad en algunos casos en la prescripción, y un mundo nuevo que seguro que será peor que el anterior, que no lo era, pero que había que arreglar con soluciones distintas a esta.
    Lo siento, pero debo ser yo solo el que piensa así.

  4. margarita dijo:

    Creo que si supone un riesgo para los pacientes , la isoapariencia podría reducirlo. En Galicia hace casi un año que venimos penando, por decretazo la retirada obligatoria de las marcas que no igualaron su precio con los generico, ( cortaron por lo sano, retirando sus nombre del programa informatico)De la noche a la mañana peleando con la desconfianza de los pacientes ,aguzada a veces por la espezializada.Ademas se nos penaliza con la pruductividad integra la prescripción de las novedades terapeuticas si sobrepasamos un 3% ( creo).Todo un sarao.

    Y ahora el remate con el R.D Pajin

  5. Farmaceutico dijo:

    Conviene señalar que la medida se va a aplicar de manera desigual en las 17 ccaa por lo que tengan cuidado de emitir juicios universales. Hay ccaa en las q la prescripcion se mantiene tal y como hasta ahora, permitiendo siempre la receta marca. Otras no. La polemica esta servida

    • Efectivamente las interpretaciones y normativas han sido muy diferentes, lo que es otro problema más. Ademas al gente teine la manía de viajar y no creo que entienda que en una CCAA le den una cosa y otra no

  6. asun dijo:

    Es un avance que efectivamente hubiera sido completo de haberse dado además la isoapariencia (para ser exactos parece absurdo que no se exija la isoapariencia lo mismo que la bioequivalencia).
    Prescribir con la misma denominación por la cual el médico aprende el empleo del fármaco es un principio bastante básico de aumento de seguridad, mas teniendo en cuenta que, ademas,tanto médicos prescriptores como pacientes proceden de multiples paises, y lo unico realmente comun de las denominaciones son los PA.

    • Asun ¿aprendiste tu el telmisartan en la facultad? ¿ y el dabigastran? verdad que no. Creo que ya esta bien de falacia formativa. ese argumento es tan tonto que hasta lo utiliza el presidente del consejo
      Lo que si va ser un problema de seguridad es la PA tal como el ministerio y las autonomías lo están planeando y ejecutando

  7. ana maria dijo:

    Pues yo trabajo en Andalucia, hace 10 años que prescribimos la gran mayoria de farmacos por principio activo, y es cierto que al principio los pacientes ancianos se hacen un lío, pero acaban acostumbrandose. Y si se ahorra, y mucho. No entiendo donde esta el problema, la verdad.
    Un saludo a tod@s.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s